.

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

Las mujeres que tienen la primera menstruación después de los 12 años de edad sufren un mayor riesgo de fracturas óseas cuando son mayores, según un estudio del Hospital del Mar de Barcelona, el Instituto Municipal de Investigación Médica y de la Universitat Autònoma de Barcelona.

El estudio se presenta en el X Congreso de la Sociedad Española de Investigaciones Óseas y Metabolismo Mineral (SEIOMM), que hoy concluye en Madrid.

Otros de los factores de riesgo de la osteoporosis identificados en otros estudios que también se debaten en el simposio son las enfermedades pulmonares, como el asma, la enfermedad celíaca, haber sufrido un trasplante o haber dado el pecho más de seis meses.

El estudio realizado por investigadores catalanes señala que «la situación de las niñas a las que la menstruación les llega después de los 12 años se asocia de manera significativa a baja masa ósea», según apuntan sus autores.

Estos científicos consideran que los años de vida fértil protegen a la mujer de la osteoporosis, por lo que una edad más tardía en tener la primera regla indica menor grado de protección ante la pérdida de masa ósea.

En otro trabajo elaborado por los mismos científicos, también se relaciona la lactancia materna con el riesgo de sufrir osteoporosis. «Los periodos de lactancia acumulada de seis meses se asocian a menor masa ósea a nivel de la columna lumbar y presencia de fracturas osteoporóticas», según este estudio.

Los científicos señalan que «la lactancia se relaciona con un periodo de alteraciones hormonales que pueden causar etapas de hipoestrogenismo, por lo tanto mayor pérdida ósea», aunque reconocen que esta relación es «controvertida».

En el mismo congreso también se han presentado los resultados de una investigación que advierte de que la osteoporosis es frecuente en pacientes con enfermedades neumológicas, como asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, lo que se atribuye al tratamiento con corticoides.

Los investigadores de este estudio, realizado por médicos del Hospital La Fe de Valencia, comprobaron que el 63,3% de los pacientes neumológicos sometidos a estos tratamientos tenían trastornos de la masa ósea.

«Las fracturas son frecuentes en estos pacientes, lo que les empeora su calidad de vida, además de aumentarles la insuficiencia respiratoria cuando la columna está muy afectada», según los autores de esta última investigación.

Los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica y los celíacos también tienen un mayor riesgo de osteoporosis, frente a la obesidad, que está relacionada con un menor riesgo de fracturas, según un estudio del Hospital Virgen Macarena de Sevilla.