.

ZARAGOZA, 14 (EUROPA PRESS)

El II Congreso Nacional de Diabetes celebrado este fin de semana en Zaragoza con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes mañana 14 de noviembre, ha puesto de manifiesto que España se encuentra entre los países europeos con menos prestaciones sanitarias públicas para los diabéticos.

Lifescan, Johnson & Johnson, uno de los participantes del Congreso, fue el encargado de presentar la ponencia «Objetivos y Realidades de la Diabetes Mellitus en la Unión Europea» realizada por los expertos Huw Alban Davies, médico consultor en el Hospital Darent Valley de Kent (Reino Unido), y José Farinha, presidente de la Asociación Protectora de Diabéticos de Portugal.

Ambos ponentes han realizado un exhaustivo análisis de la situación de estos dos países europeos –Portugal y Reino Unido–, poniendo de manifiesto las diferencias que existen actualmente respecto a las prestaciones sanitarias que reciben los diabéticos en España.

Han destacado cómo la atención sanitaria al paciente diabético en sus países se ha visto beneficiada gracias al incremento de las subvenciones de algunos de los tratamientos necesarios al inicio de la enfermedad en el caso de Portugal, y las consultas más exhaustivas y pormenorizadas en el caso de Reino Unido.

En España la diabetes se ha convertido en una de las enfermedades con mayor impacto socioeconómico, debido fundamentalmente a tres factores: su elevada prevalencia en la población –España ocupa la segunda posición en Europa por detrás de Alemania, con un 6,4 por ciento–, el gran número de complicaciones que presenta y el impacto en la morbimortalidad y la calidad de vida (retinopatía, pie diabético).

La calidad de vida de las personas con diabetes tiende a evolucionar de forma negativa debido a estas complicaciones que surgen a largo plazo. Según ha indicado Tiago Moreira, Product Manager de Lifescan, «en España no existen fuertes políticas de prevención que ayuden a evitar estas complicaciones. Creemos que medidas como la educación y la automonitorización pueden prevenir y disminuir muchas de las complicaciones futuras».

Entre los temas que han generado mayor debate en el Congreso destacan los relativos al suministro de lancetas, las cuales no gozan de subvención en España, mientras que en países como Portugal la subvención es del 100 por cien.

De igual forma ha suscitado interés el hecho de que las consultas con podólogo, necesarias para evitar riesgos de posibles amputaciones tampoco cuenten en España con ninguna subvención, mientras que en Portugal éstas son gratuitas.

En España existen actualmente planes de incentivos para los profesionales de la salud que logren ahorrar en subvenciones de medicamentos o de otros productos como lancetas y tiras. Teniendo en cuenta que España destaca por tener una de las prevalencias más altas de Europa, la inversión por diabético es aún pequeña. Es necesario que el paciente reciba atención especialmente en el inicio de su enfermedad, de lo contrario, el gasto sanitario se multiplica.

Como conclusión, en comparación con otros países europeos, la inversión sanitaria por paciente diabético es menor en España. Esto se debe a la falta de inversión en tratamientos y acompañamiento del paciente, o que el diabético está sufragando gran parte del tratamiento.

El planteamiento contrario se encuentra en el Reino Unido donde existe un Programa Nacional, a largo plazo –10 años– que tiene como fin homogeneizar los estándares del cuidado de la diabetes, en el que se incluye la prevención de la enfermedad, facilidad en la atención de alta calidad para evitar las complicaciones a largo plazo, lo cual termina reduciendo a largo plazo el gasto sanitario.

«UN MUNDO SIN LÍMITES»

El Congreso ha congregado una importante representación de las asociaciones de diabéticos, de las asociaciones de educadores en diabetes y de los diabetólogos, a lo que une la puesta en común de sus diversos puntos de vista.

También han asistido al encuentro diabéticos que han podido comprobar in situ que la enfermedad no supone ninguna traba a la hora de llevar una vida normal.

Con este objetivo, Lifescan Johnson & Johnson, y el equipo de aventura OneTouch Ultra, ha organizado en el área exterior del recinto ferial de Zaragoza, unas atracciones lúdico-deportivas. El equipo, formado íntegramente por diabéticos, ayudó a participar a todo el que quiso comprobar lo que significa «vivir un mundo sin límites», demostrando así que con un buen control de la glucosa en sangre se puede desarrollar cualquier actividad, por muy dura y exigente que parezca, incluidos deportes de riesgo.

Esta segunda edición del Congreso ha mantenido desde sus inicios las mismas pretensiones de alcanzar la máxima calidad científica y el intercambio de experiencias y conocimientos que contribuyan a homogeneizar actitudes y actuaciones, con el propósito de favorecer una mayor formación y educación así como un mejor tratamiento de la diabetes.