.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Cerca de 20.000 españoles sufren distonía, un conjunto de enfermedades neurológicas que se manifiestan a través de contracciones sostenidas de músculos en una o más partes del cuerpo, y que puede causar una importante incapacidad funcional entre los afectados. Además, el diagnóstico tarda una media de entre 4 y 5 años desde los primeros síntomas, según advierte la Confederación Coordinadora Estatal de Minusválidos Físicos de España (COCEMFE) con motivo de la celebración hoy del «Día Europeo de la Distonía».

Asimismo, COCEMFE solicita que se revisen los medicamentos huérfanos que pueden ser útiles en algunos casos de distonía. Según dicha entidad, estos fármacos tienden a apartarlos, ya que hay muy poca gente que los consume, privándoles de una oportunidad de mejorar sus condiciones de vida. Además, los afectados y familiares piden que se forme e informe a los médicos sobre esta discapacidad, y que se invierta más en investigación, ya que puede aparecer en cualquier persona, sin tener en cuenta la edad.

En este sentido, y a pesar de ser una enfermedad condicionada genéticamente, aún no se ha podido identificar el gen que la provoca. «Sólo con una mayor investigación se logrará identificar, conocer las causas y, por lo tanto, producir un tratamiento eficaz para esta discapacidad», precisa COCEMFE, que considera que uno de cada tres pacientes que padecen distonía se encuentra relegado en una silla de ruedas y otro tercio se encuentra incapacitado para muchas de las actividades de la vida diaria.