.

Uno de cada cinco españoles cree en el poder afrodisíaco de los alimentos, principalmente del marisco, el chocolate y la canela

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El 54% de los españoles ha invitado a cenar alguna vez a su pareja con fines sexuales, siendo los murcianos los que más emplean esta táctica (el 68%), según los datos de una encuesta sobre «Sexo y Gastronomía» elaborada por Sigma 2 para la III Campaña Nacional de Salud Sexual promovida por la Asociación Española para la Salud Sexual (AESS).

El estudio revela que el prólogo a las relaciones sexuales preferido por los españoles es la cena romántica (31,9%), por delante de invitar a la pareja a un viaje de fin de semana, opción elegida por un 27,3% de los entrevistados. Los hay también quienes abogan por la proposición directa (18,6%), irse de copas juntos (8,9%) o hacerle un regalo (5,5%).

No obstante, más de la mitad de los encuestados reconoce haber invitado alguna vez a una cena a su pareja, sea estable o no, con fines puramente sexuales, porcentaje que es ligeramente superior entre los hombres (55,8%) que entre las mujeres (52,3%). Por grupos de edad, esta táctica es empleada principalmente en personas entre 30 y 44 años (57,7%).

Geográficamente, la encuesta pone de manifiesto grandes diferencias entre unas comunidades y otras a la hora de invitar a una cena a la pareja con fines sexuales. Así, en Murcia reconocen haberlo hecho alguna vez el 68% de los encuestados; en la Comunidad Valenciana, un 65%; en Canarias y Galicia, un 61%; en Baleares y La Rioja, un 57%; en Andalucía, un 56%; en Aragón, un 54%; en Cantabria, un 52%; y en Cataluña, un 50%.

En Navarra, en cambio, apenas un 38% ha invitado a cenar a su pareja con el fin de llevarla a la cama. Esta práctica tampoco es muy habitual en Extremadura (45%); Asturias y Castilla y León (46%); Castilla-La Mancha y País Vasco (47%); ni Madrid (48%).

EL MARISCO, AFRODISIACO.

Por otra parte, uno de cada cinco españoles (20,7%) cree en el poder afrodisíaco de algunos alimentos, por sus propiedades para aumentar la capacidad sexual. Esta creencia es más defendida por los jóvenes (29,6%) y pierde intensidad a medida que aumenta la edad de la población.

Por comunidades, Baleares (24,6%), Navarra (24,4%) y Madrid (24,2%) son las regiones donde más se confía en el poder afrodisíaco de los alimentos, mientras que en Extremadura (14,6%) y Asturias (16,1%) secundan menos esta opinión.

El marisco (ostras, langostinos y langostas) ocupa un lugar preferente entre los españoles como alimento con mayores poderes sexuales (10,4%), seguido de otros clásicos como el chocolate (6,2%) y la canela (5,9%).

Por otro lado, el empleo de alimentos en los juegos eróticos apenas se contempla entre los españoles en el binomio gastronomía-sexo. Así, tan sólo un 19,5% afirma haberlos empleado en el acto sexual, con mayor porcentaje en hombres (20,5%) que en mujeres (18,5%) y, sobre todo, entre jóvenes de entre 18 y 29 años (34,2%).

Finalmente, la encuesta señala que la mayoría de los hombres y mujeres de España le otorgan gran importancia a los preliminares, ya que más del 90% los emplean en sus relaciones sexuales. Una cuestión defendida por ambos sexos, si bien la mujer lo valora en mayor medida.