.

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de Neumosur, Francisco Alvarez, criticó hoy la «falta de efectividad» de las campañas realizadas hasta el momento por las autoridades sanitarias para dejar de fumar, «en especial aquellas dedicadas a la mujer embarazada», por lo que confió en que la futura Ley de Medidas Sanitarias contra el Tabaquismo «incida más en estas cuestiones».

En declaraciones a Europa Press, Alvarez señaló que en España el porcentaje de jóvenes y mujeres embarazadas «sigue creciendo y es muy alto», por lo que consideró que las medidas prohibitivas e impositivas de subida del precio del tabaco «son las que se demuestran más eficaces a corto plazo».

En cuanto al articulado de la futura Ley, se mostró convencido de que «permitirá ir corrigiendo este gran problema de salud pública», si bien dijo que en el mismo incurre «en contradicciones absolutas, ya que debería de estar prohibido que se habiliten espacios para fumar en los centros sanitarios, al igual que ya se recoge para los centros de trabajo».

En la misma línea, el presidente de Neumosur confió en que el marco legal de la futura Ley «se haga cumplir estableciéndose los sistemas de vigilancia oportunos».

Respecto al «fracaso» de las campañas para dejar de fumar en la mujer embarazada, sostuvo que en España «tres de cada diez mujeres fumadoras continúan con este hábito durante el embarazo», por lo que consideró «vital» que se financien los fármacos para dejar de fumar.

En este punto, argumentó que en el conjunto del territorio nacional «más de un 70 por ciento de los fumadores, unos 10 millones, quiere dejar este hábito pero requiere de ayuda». En el caso de las embarazadas, advirtió de que un 30 por ciento de las mismas tiene este hábito nocivo, «cifra que asciende hasta el 45 por ciento en el caso de las menores de 20 años».

De este porcentaje de mujeres, añadió, «más del 76 por ciento fuma durante toda la gestación y el 19 por ciento lo hace sólo durante el primer trimestre». Según dijo, un factor «importante» en este grupo diana de embarazadas es el mayor nivel o no de escolaridad, «ya las que tienen un mayor nivel de escolarización son las que menos fuman».

Además, alertó que entre los efectos nocivos del tabaquismo durante el embarazo se encuentran «las anomalías congénitas, el riesgo de sufrir muerte súbita del lactante o las alteraciones del comportamiento y problemas de aprendizaje durante la infancia».