.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El previsible aumento de los tipos de interés anunciado por el Banco Central Europeo afectará de forma distinta a los presupuestos familiares en función de la localización geográfica y el nivel de ingresos de las familias, lo que puede llevar a los hogares de las grandes ciudades a verse doblemente castigados, según la Asociación General de Consumidores, Asgeco Confederación.

El aumento del importe medio nacional de las hipotecas calculado por el INE es de 134.184 euros, una cifra que fluctúa entre los 94.120 euros de Extremadura, donde cayó un 0,32% y los 188.844 euros en la Comunidad de Madrid, en la que subió un 36,5%. Por ello, Asgeco Confederación considera que el encarecimiento de las hipotecas será mayor para las familias que residen en las grandes ciudades españolas y que «ya dedican una parte más importante de sus ingresos al reembolso de su deuda inmobiliaria».

La Asociación destaca que, junto a este incremento de los gastos financieros, existe un crecimiento proporcional del gasto familiar, que se sitúa muy por encima del aumento de los sueldos españoles, que a su vez está muy por debajo de la media europea. Esta situación se produce en un contexto en el que la riqueza financiera de las familias ha caído un 32,8% en cinco años, debido al mayor endeudamiento y a la ralentización de la tasa de aumento de activos financieros, según un estudio de Caixa Catalunya.

Por otro lado, Genworth Financial prevé un encarecimiento de la vivienda para 2006 de entre el 8% y el 10%, lo que confirma la desaceleración anunciada del valor de los activos inmobiliarios en un momento en el que, «la mayoría de los ahorros españoles están invertidos en ladrillo, y, para muchas familias, exclusivamente en su residencia habitual».

Esta situación provoca que «la ecuación presupuestaria de las familias españolas se vuelva cada vez más irresoluble», por lo que la Asgeco Confederación denuncia que «los hogares tienen que recurrir cada vez más al crédito para reducir su consumo», volviéndose así cada vez más sensibles a la evolución de los tipos de interés.

Por ello, esta asociación de consumidores subraya que las cifras oficiales que se refieren a una media nacional no reflejan de manera fiel «la situación angustiosa en la que se encuentran muchos hogares que ven el crecimiento imparable de su endeudamiento».