.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Un 84 por ciento de la población trabajadora de Madrid y Barcelona come fuera de sus domicilios, lo que representa un gasto mensual promedio de 240 euros por persona.

Según un estudio realizado por la Federación de Consumidores FUCI, el 63 por ciento opta por los menús o establecimientos de comida rápida, y sólo un 10 por ciento puede permitirse comer a la carta. Una costumbre en crecimiento es llevarse la comida de casa, que ya practica el 11 por ciento.

La encuesta, realizada en octubre sobre 3.000 personas con trabajo fuera del hogar residentes en Madrid y Barcelona, indica que el gasto puede oscilar entre 120 euros y puede pasar de los 300. Dos de cada tres encuestados intentan seguir una dieta equilibrada, aunque un 30 por ciento recurre habitualmente al «fast food».

Dejando de lado el agua, la bebida más consumida es la cerveza, por un 31 por ciento, seguida del vino, con un 24, y los refrescos, con un 8. Sólo un 10 por ciento de los encuestados reconoce que alguna vez se han sentido engañados a la hora de comer, y sólo un 12 ha llegado a poner reclamación.