.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El 91% de los usuarios no ha cambiado este año de proveedor de energía eléctrica a pesar de que el mercado se haya liberalizado, mientras que un 25% afirman haberlo hecho en telefonía, tanto móvil como fija, según el Barómetro de Consumo de la Fundación Eroski.

En situación intermedia de estabilidad se encuentra el servicio de conexión a Internet, ya que el 12% de la población ha cambiado de suministradora de acceso a la Red en lo que va de año.

Sin embargo, la facilidad de cambio de proveedor es mayor en las suministradoras de electricidad. Así, el estudio revela que a un 86% de los encuestados les resultó fácil el cambio mientras que en el de operadoras de telefonía lo fue al 74% y en el de Internet al 63%.

Hasta un 48% de quienes cambiaron de proveedor de Internet manifestaron haber sufrido problemas surgidos en las gestiones para efectuarlo, seguidos del 33% en el de teléfono y el 14% en el de energía eléctrica.

Lógicamente, las reclamaciones fueron más habituales en el cambio de proveedor de Internet, al reclamar el 44% de los usuarios que realizaron este cambio, mientras que lo hizo el 31% de los que cambiaron de empresa telefónica y el 14% de los que variaron de suministradora de electricidad.

Las interrupciones en el servicio de Internet, además de ser más frecuentes (38% de los casos) son las que se producen por un periodo de tiempo más largo: casi la mitad (48%) llegan a durar más de un mes.