.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La confianza que muestran los consumidores españoles en la actualidad ante los alimentos en general sigue manteniendo un nivel satisfactorio, con 7,25 puntos, si bien en 2004 finalizó el periodo de tendencia al alza de dicha confianza y se estabilizó este año, según los datos del Barómetro de Consumo de la Fundación Eroski.

Los alimentos que generan mayor nivel de confianza son, al igual que en años anteriores, los ecológicos (7,7 puntos), los que tienen Denominación de Origen (7,6), las carnes frescas con marca (7,4), las frutas y verduras (7,3) y los pescados (7). Los alimentos modificados genéticamente (3,7 puntos) y la comida de hamburgueserías, pizzerías y bocaterías (2,9) son los que menor confianza suscitan.

Según el estudio, las marcas de productos de alimentación consideradas globalmente generan una confianza más que aceptable (6,6 puntos) pero que no ha mejorado en los últimos cinco años. Así, las que más confianza suscitan siguen siendo las de mayor prestigio (7,3), seguidas a amplia distancia por las denominadas «marcas blancas» (6,1), las marcas más nuevas (5,5) y las más baratas (5).

Asimismo, los establecimientos comerciales siguen suscitando más confianza que los de restauración, situándose en 7 puntos los hipermercados, una décima más los supermercados y 7,4 puntos los mercados y tiendas tradicionales. Por contra, los restaurantes convencionales son los más valorados dentro del apartado de restauración, con 6,6 puntos, seguidos de cafeterías y bares (5,9 puntos) y restaurantes de comida rápida que no llegan a los 4 puntos.

EXIGEN MAS INFORMACION Y RECLAMAN MAS.

Por otro lado, la fecha de caducidad y la lista de ingredientes son las dos informaciones consultadas con mayor frecuencia en la etiqueta de los productos alimenticios, ya que el 58% y el 55% de los encuestados muestran una especial atención a ambos aspectos, respectivamente. La información nutricional ocupa el tercer lugar, siendo la que con más frecuencia lee el 18% de los encuestados.

En lo que se refiere a reclamaciones, la proporción de ciudadanos que ha cursado una reclamación ha crecido perceptiblemente, al pasar del 17% al 21% en lo que va de año.

El sector que acapara más reclamaciones es telefonía (31% de las efectuadas), seguido a distancia por alimentación (13%), seguros (9%) y electrodomésticos (7%), suministro de gas, electricidad, agua (6%), e informática y electrónica (5%).

En cuanto a la solución que recibieron los consumidores tras cursar sus reclamaciones, sólo el 30% de ellos la calificaron de satisfactoria, mientras que el 46% se declaró insatisfecho y un 21% tildó la resolución de sólo «regular».

Por otro lado, el grado de satisfacción general con la información proporcionada sobre el consumo de productos y servicios no mejora, al alcanzar 6,36 puntos, donde estaba desde 2002, año en que se anotó una leve mejora respecto del año anterior.

Según el estudio, los sectores que más satisfacción generan en los consumidores con la información que proporcionan son el de servicios médicos (6,7) y el de alimentación en general (6,4).

Por detrás, se sitúan electrodomésticos (6,3), telefonía fija o móvil (6,2), servicios bancarios (6,1), mientras que tintorerías, con 5,5 puntos, seguros y reparación de electrodomésticos, con 5,4 puntos, y vivienda (5,1) obtienen valoraciones de satisfacción con la información por debajo del aceptable.