.

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

El 58% de los hogares españoles mantenidos por mayores de 65 años tiene unos ingresos inferiores a 800 euros mensuales, según datos de la asociación Edad&Vida, que apuesta por productos como la hipoteca inversa –percibir recursos por el patrimonio inmobiliario– para complementar los ingresos mensuales de este colectivo.

En la actualidad, hay en España unos 7 millones de personas que superan los 65 años de edad, lo que supone más de un 16% de la población y, según la asociación, un grupo «muy numeroso» de este colectivo reside en viviendas en condiciones «poco adecuadas» por su falta de mantenimiento y por problemas de autonomía por «la falta de recursos suficientes».

La asociación Edad&Vida señala que el 87,2% de estos mayores disponen de vivienda en propiedad y defiende varias fórmulas para convertir parcial o totalmente el valor del inmueble en forma de ingresos mensuales.

Edad&Vida propone vender la vivienda y contratar una pensión vitalicia, destinando la renta al pago de un alquiler para poder continuar viviendo en ella, y una pensión complementaria para el antiguo propietario.

Asimismo, planteó la idoneidad de contratar una hipoteca inversa o también otra alternativa en que el propietario abandona la vivienda y la cede a una sociedad tercera que se encarga de explotarla en el mercado de alquiler garantizando el pago de una parte de los ingresos obtenidos.

No obstante, indicó que para que estas iniciativas funcionen es necesario que exista una regulación que ofrezca transparencia y seguridad. Para ello, también propuso un conjunto de medidas fiscales para incentivar estos productos.