.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El 40% de las más de 150.000 muertes que se calcula provocan las neumonías cada año en España se podría evitar si los médicos siguieran las recomendaciones de tratamiento establecidas, según un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) coordinado por la doctora Rosario Menéndez, del Hospital La Fe (Valencia).

Otro trabajo de esta neumóloga también demuestra cómo el seguimiento de las normativas reduce la mortalidad y las complicaciones. En ese estudio, elaborado en 15 hospitales españoles entre 1.288 pacientes con neumonía, se vio cómo la mortalidad era del 5,4% cuando se cumplían las recomendaciones terapéuticas y en cambio ascendía al 8,9% cuando se observaban actuaciones que no coincidían con las recomendadas.

El estudio demostró asimismo que la terapia dada fracasaba más (19,7%) cuando el tratamiento antibiótico no se correspondía con el recomendado. Si los pacientes recibían una terapia según la normativa, el fracaso era del 13%.

Estos resultados coinciden con las nuevas Recomendaciones para el Diagnóstico y Tratamiento de la Neumonía Adquirida en la Comunidad de la Separ, la guía de actuación propuesta por los neumólogos, según informó Separ en un comunicado, donde subrayó que la vacunación es la medida «más eficaz» para prevenir la aparición de la neumonía, la infección que causa mayor número de muertes en el mundo, España incluida.

El documento de Separ, por tanto, recomienda la inmunización con la vacuna polisacárida 23-valente a todos los mayores de 65 años y los menores con enfermedad pulmonar o cardiaca crónica, diabetes, alcoholismo, enfermedad hepática crónica, asplenia, así como a los infectados con el VIH, a los que tengan inmunodeficiencias congénitas, el síndrome nefrótico, insuficiencia renal o tratamiento inmunosupresor (incluidos los trasplantados).

Los neumólogos también aconsejan la vacuna heptavalente conjugada a niños menores de 23 meses y pacientes inmunodeprimidos entre 24 y 59 años. Esta vacuna protege contra los siete serotipos que ocasionan la mayoría de otitis media, neumonía y meningitis en niños.

Según el doctor Javier Aspa del servicio de neumología del hospital de la Princesa de Madrid y miembro del grupo de Separ que elaboró la guía de actuación de los neumólogos, la vacunación contra la gripe «reduce las complicaciones asociadas a la infección viaral y los ingresos por neumonía».

Por otra parte, Separ recuerda que el consumo de tabaco y alcohol son dos de los principales factores de riesgo de padecer neumonía. Según la mencionada guía, los fumadores tienen un riesgo cuatro veces superior de sufrir una enfermedad neumocócica invasiva que los no adictos a esta droga.