.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Las empresas de residuos urbanos recogieron el año pasado 576 Kilogramos de residuos mezclados por persona y año. Por comunidades, Baleares registró el máximo (con 721 Kg. por persona y año), seguida de Andalucía (642Kg.). En cuanto a los residuos de recogida selectiva, a escala nacional se recogieron solamente 15,2 kilos por persona y año de papel y cartón y 11,8 kilos de vidrio, según datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por comunidades, en recogida selectiva de Papel y Cartón destaca el País Vasco (con 29,3 Kg.), Asturias (27,1 Kg.) e Illes Balears (24,4 Kg. por persona y año). En el otro extremo se sitúan Extremadura (9,3 Kg.) y Castilla la Mancha (9,9 Kg.). En vidrio, los mayores índices los presentan Baleares (18,5Kg.) y Navarra (17,1Kg.). El menor índice se encuentra en Extremadura, con 6,1 Kg. por persona y año.

En total, las empresas gestoras de residuos urbanos recogieron 24.583.907 toneladas de residuos mezclados y 3.002.795 toneladas de residuos depositados mediante sistemas de recogida selectiva en el año 2003, lo que supone unos incrementos interanuales del 2,4% y del 16,4%, respectivamente, según se desprende de la Encuesta de Recogida y Tratamiento de Residuos Urbanos.

EL 63% DE LA RECOGIDA SELECTIVA SE RECICLA

Si se consideran los sistemas de tratamiento de los residuos urbanos, el reciclaje fue el destino del 9,8% del total de los residuos mezclados gestionados. Esta cifra contrasta con la relativa al tratamiento de los residuos recogidos por sistemas selectivos, para los que el reciclaje alcanzó el 63,1% del total.

Por otra parte, las empresas gestoras de residuos no urbanos recogieron 2.169.860 toneladas de residuos peligrosos y 31.988.531 toneladas de residuos no peligrosos en el año 2003, lo que supone unos aumentos interanuales del 0,7% y del 3,2%, respectivamente, según datos de la Encuesta de Reciclado y Tratamiento de Residuos.

Del total de residuos no peligrosos gestionados, el 51,1% se destinó al reciclado, el 2,8% a la incineración y el 46,1% al vertido. En cuanto a los residuos peligrosos gestionados en 2003, el 53,7% se destinaron al reciclado, el 9,8% a la incineración y el 36,5% al vertido.