.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Isabel Vallejo, ha advertido de que serán los ciudadanos, y no los farmacéuticos, los que «van a tener problemas» de convertirse en realidad la disposición del proyecto de Ley del Medicamento que establece que los boticarios «nunca» dispensarán sin receta los medicamentos en los que sea obligada, como por ejemplo en el caso de los antibióticos.

De hecho, según el régimen sancionador establecido por la futura norma, aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros, la dispensación sin receta de fármacos de prescripción se considera una infracción grave que puede acarrear una multa de 30.000 a 90.000 euros.

Tras recordar que actualmente ya está prohibida este tipo de dispensaciones, Vallejo indicó a Europa Press que lo que a veces hacen los farmacéuticos es «solventar problemas de salud de los ciudadanos por ineficiencias del sistema», como por ejemplo los retrasos en las citas con su médico de cabecera para pedir la correspondiente receta o las situaciones de emergencia.

«El problema no lo vamos a tener los farmacéuticos; quienes van a tener los problemas son los ciudadanos, que cuando necesiten su insulina, por ejemplo, y no tengan receta, se tendrán que quedar sin su tratamiento», dijo.

Por otro lado, la presidenta de la patronal farmacéutica señaló que actualmente el 80 por ciento del volumen de ventas de las farmacias se corresponde a recetas del Sistema Nacional de Salud, y que el conjunto de dispensaciones sin receta «no es una bolsa muy importante».