UE.- Madrileños y barceloneses, entre los europeos que más se quejan de la vivienda y transportes públicos

Los malagueños se encuentran entre los más satisfechos de su ciudad

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

Los habitantes de Madrid y Barcelona se encuentran entre los europeos que más critican los precios de la vivienda y de los transportes públicos de sus ciudades, según se desprende de los datos recopilados por la iniciativa «Auditoría urbana» de la Comisión Europea, presentada hoy.

Este programa, que ha analizado las condiciones de vida en 31 ciudades a través de 250 indicadores socioeconómicos, desvela que, sin embargo, las quejas de los servicios urbanos no determinan los niveles de satisfacción de los ciudadanos con su ciudad.

Y es que, a pesar de las respuestas en materia de contaminación, seguridad, instalaciones culturales, etcétera, casi el 90% de los ciudadanos en Barcelona se muestran satisfechos con su ciudad, el 75% en Madrid y casi el 100 por cien en Málaga. Según la opinión de sus habitantes, Atenas, Nápoles y Londres son las peores capitales para vivir de la Unión Europea.

Preguntados por los servicios de metro, bus y tranvía, el 17% de los madrileños dicen estar «absolutamente insatisfechos» y el 24% «bastante insatisfechos», peor que en Barcelona, que responden en un 7 y 24%, respectivamente. Barcelona aparece en el puesto número 20 de la UE según este criterio, con la mitad de las respuestas negativas, y Madrid en el 25. Los menos satisfechos con sus transportes colectivos son romanos, turineses y lisboetas.

En cuanto a la facilidad de encontrar una buena vivienda por un precio razonable, los malagueños aparecen entre los más optimistas, junto con los habitantes de Leipzig, Braga, Berlín y Dortmund.

En Barcelona, el 65% afirma estar «totalmente en desacuerdo» con la afirmación de que es fácil encontrar una vivienda en estas condiciones, lo que, junto con el 20 % de los que consideran que son «bastante contrarios», suma una de las cifras más altas de la UE junto con Madrid (59% y 19% respectivamente).

Sin embargo, el problema aparece generalizado en toda la Unión, puesto que sólo el 21% de los europeos considera fácil encontrar su hogar por un precio razonable, mientras que discrepa el 72%.

En cuanto a actividades culturales, las ciudades de España escogidas en este análisis no destacan por sus buenos resultados frente a ciudades como Berlín, donde el 48% de los ciudadanos se dice francamente satisfecho del nivel de instalaciones para conciertos, museos y teatros.

De todos modos, también existen diferencias entre las españolas, puesto que Barcelona encabeza las respuestas optimistas con un 17% de satisfechos y el 57% de «bastante satisfechos», frente a un 20% de insatisfechos total o parcialmente. En Madrid sólo el 9% dice estar realmente contento con las posibilidades culturales de la capital y el 56% «bastante satisfecho», frente al24% que opina lo contrario. En Málaga, en cambio, el 43% encuentra motivos de queja y sólo el 5% se dice muy satisfecho.

CONTAMINACIÓN

Por otra parte, el informe recoge respuestas de los ciudadanos sobre su opinión respecto a la contaminación ambiental en su ciudad. En este caso, los más preocupados por este tema son los atenienses, turineses y romanos, así como madrileños (80%). La mayor parte del ranking muestra la importancia de este tema para los europeos. Barcelona aparece en octavo puesto, muy por delante de Málaga, que tiene algunas de las respuestas más optimistas.

El sentimiento de seguridad es otro de los elementos más importantes a la hora de definir las ciudades. Cerca del 40% de los habitantes de las urbes raramente, o incluso nunca se sienten seguros, en comparación con el 15% que dice lo contrario. La variedad, sin embargo, es imponente, desde los preocupantes resultados de Lieja, Atenas y Lisboa, hasta Munich, Viena, Helsinki y Copenhague, donde casi nadie teme por su integridad.

Entre las ciudades analizadas, Málaga aparece como una de las que mayores niveles de integración de los inmigrantes parece tener. En Madrid, en cambio, casi el 75% de las respuestas señalan que la integración de los extranjeros en la ciudad es nula o prácticamente nula. Barcelona, con algo más de la mitad de las respuestas optimistas, figura en el puesto número 9, muy por debajo de la francesa Rennes, o la británica Manchester, donde la población se muestra convencida de los niveles de integración.

A la hora de buscar trabajo, el 78% de los madrileños considera que no es fácil encontrar un buen empleo, frente al 65% de los barceloneses y el 75% de los malagueños.

La eficiencia de los servicios administrativos también queda en entredicho en esta encuesta, cuando sólo la percepción de los habitantes es negativa en un 49% de los casos en la capital, el 42% en Málaga y el 39% en Barcelona.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...