.

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

Los diabéticos que utilizan la telemedicina para seguir su control de glucosa mejoran sus resultados metabólicos, reducen su riesgo de complicaciones y tiene más autonomía, según un estudio realizado en 300 pacientes de 30 centros de salud por la Consejería de Salud de Andalucía en Málaga.

Para la realización del estudio, se facilitó un móvil a la mitad de los pacientes para que mediante un un mensaje de texto pudieran enviar los resultados de sus controles de glucemia a un dispositivo de seguimiento permanente llamado Unidad Central.

Esta unidad permitió que el equipo de atención primaria, compuesto de médicos y enfermeras, pudiera acceder a la historia clínica de cada uno de los pacientes mediante conexión a página web o por teléfono.

Asimismo, el resto de los participantes en el estudio seguían el procedimiento habitual, por lo que visitaban los centros de salud donde su equipo médico les atendía.

Tras las pruebas, los investigadores constataron que la mejora en la calidad del seguimiento supone una mayor seguridad para pacientes y médicos, así como una mayor calidad de vida e independencia por parte de las personas con diabetes.

RESULTADOS «ESPERANZADORES».

La delegada provincial de Salud en Málaga, Mª Antigua Escalera, destacó que el estudio aporta «resultados esperanzadores», si bien la telemedicina «no sólo proporciona unos mejores parámetros metabólicos, sino que además se observa un buen control de las cifras del paciente».

Además, señaló que con esta metodología «el número de visitas al centro de salud se reduce» y «el paciente sabe que su equipo médico mantiene un soporte y una supervisión continuadas», por lo que «se mejora la comunicación entre el médico y el paciente».

ESTUDIO MÁS AMPLIO HASTA LA FECHA.

Por otro lado, subrayó que una de las características «diferenciales» de este trabajo es que es el «más amplio hasta la fecha» y «se ha llevado a cabo en población real, es decir, que los participantes en el estudio se han escogido de forma aleatoria».

Por tanto, «podemos asegurar que –el estudio– refleja las condiciones habituales de la asistencia en los centros de salud», añadió la delegada.

Los responsables del estudio señalan que está científicamente aceptado que la actuación sobre las personas con diabetes, mejorando el control del tratamiento y la educación para la salud, disminuye el número y la gravedad de las complicaciones.

300.000 DIABÉTICOS EN CATALUNYA.

Se calcula que en Cataluña más de 300.000 personas deben controlar periódicamente su nivel de glucosa en sangre y 2,5 millones de personas en España.

El estudio ha sido fruto de la colaboración entre la Consejería de Salud de Andalucía, el Servicio Andaluz de Salud, y la Fundación IMABES, además de otras empresas como Emminens, Roche Diagnostics y Fundación Vodafone.