.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Una lente intraocular multifocal colocada en los pacientes que se someten a cirugía de cataratas, con o sin presbicia, permite no usar nunca más gafas a estas personas en el 90% de los casos, según los resultados de un estudio presentado hoy por el doctor Laureano Alvarez Rementería, director médico de la Clínica de Cirugía Ocular.

Esta lente, comercializada por Alcon como «Acrysof Restor», permite una visión de calidad tanto de lejos como de cerca y distancias intermedias, a diferencia de otras lentes intraoculares monofocales, que sólo permite mejorar la visión de lejos y obliga al paciente a utilizar gafas progresivas y de lectura.

Según el doctor Alvarez Rementería, la tecnología en lentes intraoculares ha evolucionado espectacularmente, proporcionando un completo rango de visión a todas las distancias. Además, este oftalmólogo indicó que la lente multifocal se puede poner también en pacientes con presbicia o vista cansada que no tengan cataratas.

En ambos casos el procedimiento es similar: se quita el cristalino mediante una cirugía muy sencilla, con anestesia local y una duración media de siete minutos, consistente en una incisión de 2,5 milímetros (habitualmente con aqualaser) para, posteriormente, inyectarse la lente a través de un cartucho. Esta intervención no necesita puntos y no presenta complicaciones.

La lente multifocal «Acrysof Restor» comenzó a comercializarse en Estados Unidos en 1994, y desde entonces se han implantado más de 20 millones de lentes en todo el mundo. En España, comenzó a aplicarse en 1996, y el pasado año se implantaron unas 4.500, siendo el país de la UE con mayor grado de aceptación.

En la actualidad, el coste de la lente es de unos 1.500 euros, que se eleva a unos 3.000 euros con los gastos de la intervención. No obstante, tanto los responsables de la empresa Alcon como el doctor Alvarez Rementería indicaron a Europa Press que en unos años se reducirán los precios con la competencia, y no descartan que este tipo de lentes puedan ser incluso implantadas, a través del copago, en las operaciones financiadas por el Sistema Nacional de Salud.

La catarata es la primera causa de ceguera en el mundo, y aparece generalmente por la edad, debido al envejecimiento del cristalino, sin que haya forma de prevenirla. Su incidencia es del 50% en personas entre 65 y 75 años, y del 75% por encima de esa edad.