.

MÉRIDA, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, dijo hoy respecto a la entrada en vigor de la Ley Antitabaco el próximo 1 de enero de 2006, que «si el tabaco es tan dañino y mortal que lo prohíban, tanto el cultivo como la venta y la transformación». Dijo además que existe «cierta hipocresía» al no prohibir el tabaco «si de verdad es tan dañino».

«Cultivamos tabaco en Extremadura, pero si es un producto que mata, que hagan el favor de prohibirlo». El jefe del Ejecutivo extremeño criticó, no obstante, que el tabaco sea tan perseguido y no ocurra lo mismo con otras sustancias nocivas. Así, expresó que «me pongo negro en un avión cuando una azafata me ofrece un whisky y me prohíbe fumar, creo que es menos dañino fumarme un ducados».

Por último, se refirió al debate actual sobre los presupuestos de los fondos europeos. Para Rodríguez Ibarra, cuando se amplió la Unión Europea de 15 a 25 miembros sin que se ampliase la cantidad destinada a los fondos estructurales, se aceptó «que habría menos dinero, porque lo que teníamos se divide entre 25 en vez de por 15».

Además, reconoció que en la actual UE hay países que necesitan más la solidaridad frente a «países que hemos avanzado muchísimo y necesitamos menos». No obstante, apuntó que Extremadura tiene asegurados los fondos estructurales ya que se mantiene como región Objetivo 1 de la UE, mientras que, si desciende la cuantía de los fondos de cohesión «no me preocupa porque no son regionalizables. Me preocupa que el Gobierno mantenga sus compromisos con Extremadura».

Ibarra realizó estas manifestaciones en una rueda de prensa en la Asamblea de Extremadura con la que volvió a la actividad política tras el infarto de miocardio que sufrió el pasado 7 de noviembre cuando se encontraba en Madrid para asistir al Debate sobre el Estado de las Autonomías en el Senado.