.

Se contemplará la «separación física» de zonas de fumadores en bares y resturantes y un plazo de adecuación de los locales de 8 meses

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Pleno del Congreso aprobará hoy la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo, excluyendo la financiación de los medicamentos para dejar de fumar, a la que se oponen PSOE, ERC e IU-ICV, según señaló, en declaraciones a Europa Press, la portavoz socialista en la Comisión de Sanidad, Isabel Pozuelo.

La financiación de tratamientos de deshabituación tabáquica se incluyó en el proyecto de ley a través de una enmienda del PP aprobada en el Senado con el apoyo de CiU, según la cual «serán financiados por el Sistema Nacional de Salud aquellos medicamentos o productos sanitarios de eficacia comprobada en el tratamiento del abandono del hábito tabáquico».

Según la diputada socialista Isabel Pozuelo, esta enmienda será rechazada en el Congreso porque, a su juicio, no se puede introducir la financiación de un medicamento dentro del Sistema Nacional de Salud a través de una ley «pues existen unos mecanismos adecuados, que aprobó el propio PP cuando gobernaba, con la Ley de Cohesión del Sistema Sanitario».

En este sentido, explicó que la financiación de los medicamentos corresponde a las comunidades autónomas, y «sería una intromisión clarísima en las competencias de las CC.AA. –dijo– sobre una gestión de servicios que ellos van a hacer».

Asimismo, Pozuelo considera que ésta no es una «cuestión prioritaria» dentro del Sistema Nacional de Salud, «sobre todo en unos momentos en los que está en pleno debate la financiación del sistema en su conjunto para que se puedan hacer reformas estructurales».

A su juicio, ni las comunidades autónomas ni el Ministerio de Sanidad cuentan con recursos presupuestarios para financiar tratamientos de deshabituación tabáquica, aunque cada comunidad podrá aprobar las ayudas que considere convenientes.

A este respecto, la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, aseguró ayer que «se puede dejar de fumar sin ayuda de tratamientos farmacológicos en muchos casos, con la simple voluntad», y recalcó que no está demostrada la eficacia de los tratamientos. Además, recordó que con muy pocos meses que se deje de fumar, una persona puede pagar el coste del tratamiento.

BARES Y RESTURANTES «LIBRES DE HUMO».

Por otro lado, la portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso aseguró a Europa Press que también van a rechazar en el Pleno del Congreso la enmienda introducida en la Cámara Alta para permitir la «separación adecuada» de espacios de fumadores en bares y restaurantes de más de 100 metros cuadrados, con un plazo de 18 meses desde la entrada en vigor de la ley, prevista para el próximo 1 de enero, para adecuar los locales.

Así, Isabel Pozuelo afirmó que la ampliación del plazo de adecuación a la ley para los centros hosteleros es «excesiva», pues con ocho meses es «suficiente». «Pero lo que más nos preocupa –agregó– es el hecho de que la compartimentación de espacios para fumadores se establezca de la manera «adecuada», lo cual no garantiza que los espacios sean libres de humo. Debe haber «separación física» para garantizar que no se contaminen los espacios».

En cualquier caso, la portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso aseguró que la ley va a salir con un «consenso amplísimo» de todos los grupos políticos, ya que las diferencias en temas puntuales son «menores». «Es una buena ley para todos que va a poner a España en una situación de igualdad con el resto de países europeos en la lucha contra el tabaquismo», concluyó.

Pese a ello, la ministra de Sanidad considera que la ley será aprobada en el Congreso con el «máximo consenso». Uno de los aspectos fundamentales de la ley es la prohibición total de fumar en los centros de trabajo, públicos y privados (salvo que estén al aire libre), a partir del 1 de enero de 2006, ya que las enmiendas presentadas por CiU, PNV, IU-ICV y BNG para habilitar salas de fumadores fueron rechazadas por PP, PSOE y ERC. Igualmente, a partir de esa fecha se prohíbe la publicidad y patrocinio del tabaco.