.

VALENCIA, 26 (EUROPA PRESS)

El Hospital Infantil La Fe de Valencia ha advertido sobre el riesgo de ingestión accidental por parte de los niños de pequeños juguetes no aptos para el uso de menores, en especial los que tienen imanes, informaron fuentes de Generalitat.

En este sentido, señalaron que hay que añadir, a los riesgos ya conocidos como las pilas de botón, los piezas pequeñas en menores de tres años y los frutos secos, los imanes, porque «pueden llegar a perforar el intestino», aseveraron.

El año pasado, el Servicio de Cirugía Pediátrica de este centro sanitario atendió el caso de un paciente de tres años de edad, remitido por el Hospital General de Valencia, que había ingerido dos pequeños imanes que acompañaban unos juguetes.

Su atracción provocó una peritonitis, con dos perforaciones de tres a cuatro milímetros a nivel del ileon medio, cuyo apéndice había quedado fuertemente adherido en su base por la acción de los imanes, apuntaron las mismas fuentes.

Los imanes, una vez ingeridos, se atraen en el abdomen, perforando todas las asas intestinales que encuentran en medio y pueden provocar una peritonitis. Este caso fue presentado en el II Congreso Iberoamericano celebrado en Madeira en Mayo del 2005 y es la segunda incidencia por ingestión de imanes que se conoce a nivel mundial, señalaron.

El primer aviso de la peligrosidad de ingestión de los imanes se debe a los japoneses Honzumi y Kubota en 1995, por el hábito oriental de usar pulseras con piezas magnéticas para el tratamiento de enfermedades reumáticas. Desde entonces, se han comunicado 12 casos en el mundo, el último hace unos días en un hospital madrileño, concluyeron.