.

Estiman que la Ley tendrá como consecuencia un descenso de medio millón de fumadores y unos 70.000 jóvenes que no comenzarán a fumar

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), Rodrigo Córdoba, instó hoy al Gobierno a subir los impuestos sobre el tabaco a partir del próximo 1 de enero, coincidiendo con la entrada en vigor de la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo, y fijar un precio mínimo de las marcas de bajo coste no inferior a 2 euros.

En los últimos meses, coincidiendo con la tramitación parlamentaria de la Ley Antitabaco, ha proliferado en España la venta de cigarrillos de bajo coste, con precios en torno a 1 euro por cajetilla (menos de la mitad que los de las marcas habituales), acaparando entre el 10% y el 15% del mercado español.

El doctor Córdoba señaló, en declaraciones a Europa Press, que «la ley permite modificar la fiscalidad del tabaco de manera que haya un impuesto mínimo que, indirectamente, promueva que haya un precio mínimo para que las marcas tengan, al menos, el precio de principios de año».

En este sentido, se mostró optimista sobre la posibilidad de que el Gobierno adopte alguna medida al respecto. «Parece ser que lo está estudiando en las últimas semanas –dijo– y creo que se va a hacer. La ministra está preocupada y está hablando con Economía, lo están estudiando seriamente, y es muy posible que en enero haya novedades».

A juicio del presidente del CNPT, si no se actúa contra el tabaco de bajo coste, la aplicación de la ley perdería eficacia, sobre todo en lo que hace referencia a los jóvenes, ya que el objetivo principal de las campañas de las tabaqueras es «que los menores de edad se incorporen al consumo de tabaco».

«La disponibilidad de marcas de muy bajo coste permite que nuevos adolescentes y menores se incorporen al consumo de tabaco. La Ley perdería una parte de su eficacia si persisten estas marcas a coste tan bajo», subrayó.

Por ello, el doctor Rodrigo Córdoba insistió en la necesidad de que se suba el precio del tabaco en España. «Para que se equiparara a la media europea, debería costar de media unos 3 euros y las marcas más baratas no deberían costar menos de 2 euros». No obstante, añadió que cuanto más caro, mejor «porque hay una tremenda relación entre precio y consumo».

MEDIO MILLON DE FUMADORES MENOS EN 2006.

Por otra parte, el presidente del CNPT indicó a Europa Press que, según sus estimaciones, que coinciden con las de la industria tabaquera, el consumo global de tabaco caerá entre el 8% y el 10% durante el primer año de aplicación de la ley.

Además, la prevalencia del tabaquismo puede descender, según sus cálculos, entre 400.00 y 500.000 fumadores que dejarán de serlo, y en unos 70.000 menores que no comenzarán a fumar.

En el consumo global, recordó, influyen tanto los que dejan de fumar como los que reducen el consumo de tabaco. No obstante, aseguró que «desde el punto de vista sanitario, el objetivo es dejarlo del todo porque reducir el consumo no disminuye sensiblemente los riesgos en el fumador», concluyó.