.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) criticó que 2006 comience con «importantes subidas» en los precios de «servicios claves para la economía de los consumidores».

En este sentido, asegura, mediante un comunicado, que algunas de ellas ya están anunciadas, mientras que otras son «previsibles» por la experiencia del último año, «lo que denota en los sectores regulados una falta de sensibilidad del Gobierno central y de muchos autonómicos y locales ante la débil economía de los consumidores españoles».

Respecto a la tarifa eléctrica regulada, que subirá un 4,48% para los usuarios domésticos, FACUA asegura que sería «razonable de no ser por el nuevo aumento que se producirá a mediados de año, un injustificado regalo al sector eléctrico».

Además, la federación de consumidores denuncia que se introducirán unas «poco objetivas» penalizaciones por consumos superiores a 650 kilovatios/hora al mes, «que no tendrán en cuenta factores que delimitan lo que se consideraría si ese consumo es razonable o excesivo, que van desde la época del año hasta la zona geográfica, pasando algo tan complejo de contrastar con fiabilidad como el número de usuarios que residen en cada vivienda».

Por otra parte, FACUA explica que la primera subida trimestral del gas natural será del 4,25%, 35 veces mayor que la de enero de 2005, cuando se situó en el 0,12%, y recuerda que durante el último año los incrementos del gas natural han multiplicado por cinco la del IPC.

En lo que se refiere a la telefonía, la federación detalla que el Gobierno ha anunciado «el mantenimiento del precio del tráfico telefónico fijo, de manera que el conjunto del coste de las llamadas metropolitanas, provinciales, interprovinciales, internacionales y de fijo a móvil no sube en 2006», si bien unas tarifas subirían y otras bajarían, por lo que no descarta «una importante subida encubierta» de las llamadas metropolitanas de Telefónica de España e incluso un aumento del precio por minuto de las de fijo a móvil.

En relación a las tarifas de móviles, FACUA no prevé bajadas considerables al inicio de 2006. El pasado septiembre, la Federación denunció a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ante la Comisión Europea por no hacer cumplir la legislación comunitaria en precios de interconexión, cuyo respeto escrupuloso podría provocar que las tarifas que pagan los usuarios españoles, un 16% por encima de los de la media de la UE, bajasen más de la mitad.

Por su lado, las tarifas de los transportes urbanos son propuestas por los ayuntamientos y posteriormente autorizadas por las comunidades autónomas. «Las previsiones no son muy alentadoras para las economías domésticas teniendo en cuenta que según sendos estudios de FACUA, en 2005 los taxis han subido un 5,1%, mientras que los autobuses han experimentado un aumento del 6,8% en su principal tarifa, el bonobús o tarjeta recargable, y del 4,8% en la del billete univiaje», añade la nota.

Con todo, afirma que «la mayoría de ayuntamientos pretenden justificar las elevadas subidas en los transportes por los incrementos de los carburantes, obviando que éstas ya están recogidas en el IPC, por lo que los consumidores las padecen doblemente».