.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Con la llegada del nuevo año ha entrado en vigor la Ley Antitabaco, que prohíbe entre otras cosas fumar en el trabajo, por esto, algunas empresas han decidido darle un toque divertido a la restricción y regalar a sus empleados, junto al cartel de «prohibido fumar», una cajita de frutos secos con el objetivo de incitarles a dejar el tabaco.

Esta iniciativa será desarrollada a través del servicio de cestas de frutas que ofrece la empresa «Fashion Fruit». Según explicó en declaraciones a Europa Press la gerente, Verónica Fernández, la iniciativa pretende «ayudar a algunas empresas a pasar lo mejor posible ese uno de enero».

En este sentido, Fernández indicó que de esta manera, muchas empresas hacen «un guiño saludable» a sus empleados para recordarles que hay que dejar de fumar. Pero como lo más probable es que con una sola caja de frutos secos no sea suficiente para erradicar las ansias de fumar, algunas de las empresas que han optado por este tipo de detalles serán reiterativas en el tiempo, cambiando de obsequio continuamente durante el primer trimestre.

«Se puede empezar con frutos secos y luego aportar alternativas como fruta variada, fruta de picoteo… El mundo de la fruta es tan amplio y saludable que podemos cambiar mucho los contenidos para que la gente deje de fumar y por lo menos aguante esas ganas», explicó.

De esta forma, mientras unos pretenden dejar de fumar y otros intentan que sus empleados respeten esta prohibición en el puesto laboral, otros han aprovechado la ocasión para ofrecer esta línea de servicio a la que un gran número de empresas se adherirán en el intento de que la fecha «fatídica» sea un poco menos dura.

La legislación establece una prohibición total del consumo en todos los lugares de trabajo –salvo en los espacios al aire libre–, en los centros sanitarios y docentes, en las instalaciones deportivas cerradas, en las zonas destinadas a la atención directa al público, en los centros de atención social para menores de 18 años, en los centros culturales, en las salas de fiesta en las que se permita la entrada a menores, en áreas donde se elaboren, transformen, preparen o vendan alimentos, y por supuesto en ascensores, cabinas telefónicas y recintos de los cajeros automáticos.

Además, el tabaco queda vetado en los vehículos de transporte colectivo urbano e interurbano así como en las estaciones de autobuses, excepto en los espacios al aire libre. El Metro y los transportes ferroviarios y marítimos también serán espacio limpio, además de las aeronaves con origen y destino en territorio nacional y todos los vuelos de compañías aéreas españolas así como en estaciones de servicio.