.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Los pequeños y medianos comercios prevén facturar unos 7.000 millones de euros durante los dos meses de rebajas de invierno, lo que supone un incremento del 6% en relación la campaña del año anterior, según cálculos de la Confederación Española de Comercio (CEC).

Cada consumidor destinará a la compra de artículos más de 200 euros, de los que el 70% corresponde a productos de equipamiento personal, de acuerdo a las previsiones que maneja la organización integrada por más de 400.000 pequeños y medianos comerciantes.

Un total de 100.000 comercios de toda España pondrán a disposición de los consumidores productos con un descuento medio del 30%, aunque algunos artículos se pondrán a la venta desde el primer día con rebajas que oscilan desde el 40% hasta el 50%.

Los principales descuentos de la campaña que se inició el pasado 2 de enero en algunas comunidades se ofrecerán, fundamentalmente, en los sectores del comercio textil, equipamiento personal, hogar y electrodomésticos.

Según el presidente de la Confederación de Comercio, Pere Llorens, los comerciantes afrontan «con confianza» la presente campaña en la que se ofrecen «productos rebajados de alta calidad y a precios excepcionales».

Llorens afirma que sus previsiones tienen en cuenta el resultado de las ventas de Navidad, que en términos generales «ha sido positivo», gracias a una climatología fría que ha facilitado la venta de ropa en el mes de diciembre, y «al mantenimiento del poder adquisitivo y de la confianza de los consumidores en sus expectativas futuras».