.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La psicóloga infantil Elena Borges señaló hoy, ante la inminente llegada de los Reyes Magos, que los padres deben conocer una serie de pautas a seguir a la hora de comprar los regalos. Así, se mostró partidaria de dar «un sí rotundo a los regalos, pero con moderación, austeridad y estableciendo prioridades».

En declaraciones a Europa Press TV, advirtió que «el exceso de regalos», tanto en niños como en adolescentes, puede provocar «un efecto anestesista» que los insensibilice» ante el verdadero valor del regalo, que no es otro que el de la «generosidad y el cariño».

Además, según esta experta, puede causarles «un bajo nivel de tolerancia a la frustración» ante las posteriores expectativas de lo que piden a sus padres. A la hora de regalar, estos deben preguntarse qué vacíos internos suyos están intentando compensar regalando en exceso. Por ello, los padres deben tener «una buena escala de valores» para que el niño aprecie «no sólo el valor económico del regalo sino también el afectivo».

Borges se mostró partidaria de «no potenciar el juguete sexista», dado que los niños y las niñas deben jugar de forma indiscriminada con unos u otros juguetes. Lo que a su juicio se debe fomentar es el juguete «funcional» que potencia la sociabilidad y creatividad del niño así como su evolución psicológica.

Asimismo, afirmó que la «avalancha de anuncios» provoca en el niño «un abotargamiento mental» dado que éste quiere todo lo que ve. Aquí es donde debe entrar en acción la figura de los padres para poner freno y establecer prioridades sobre lo que necesita su hijo, debiendo tener en cuenta también que «más vale un buen gesto humano que mil regalos».

En lo que se refiere a regalos audiovisuales como videojuegos y películas, la psicóloga infantil comentó que los juegos violentos para consolas no son buenos ni para niños ni adolescentes, al contrario que las películas fantásticas porque fomentan su imaginación, aunque indicó que se debe hacerles diferenciar «entre lo que es real de lo imaginario y lo bueno de lo malo».