.

PAMPLONA, 9 (EUROPA PRESS)

La Policía Foral navarra detuvo ayer domingo en Castejón a M.E.C., de 39 años y vecino de Gandía (Valencia), acusado de un delito de desobediencia a agentes de la autoridad tras un episodio que tuvo su origen en el incumplimiento de la nueva ley sobre el tabaco.

Los hechos se iniciaron por la mañana en un establecimiento de hostelería situado en la carretera A-68 (Alfaro-Tudela-Zaragoza), en el término de Castejón, en el que se encontraba una patrulla de la División de Tráfico de la Policía Foral. En el interior del mismo advirtieron la presencia de un joven que se encontraba fumando en una zona expresamente prohibida.

Por ello, los agentes le conminaron a trasladarse a la zona habilitada para fumadores, situada a escasos metros. El infractor rechazó en repetidas ocasiones tanto trasladarse a la zona de fumadores como a apagar el cigarrillo. Por esta razón los agentes le informaron que por su conducta iba a ser denunciado administrativamente con arreglo a lo estipulado en la nueva Ley 28/05.

Fue en ese momento cuando M.E.C. se negó en rotundo a identificarse, por lo que fue requerido para ser trasladado a dependencias policiales a efectos de identificación. Tras reafirmarse en su negativa se procedió a su traslado a la comisaría de la Policía Foral en Tudela en calidad de detenido como presunto autor de un delito de desobediencia a los agentes de la autoridad.

Tras completar las diligencias policiales, el detenido fue puesto en libertad y esta mañana ha comparecido por la modalidad de juicio rápido ante el Juzgado de Instrucción nº1 de Tudela, siendo condenado a una multa de 240 euros por el delito de desobediencia a los agentes.