.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente y, aunque se desconoce su impacto, puede llegar a afectar al 10% de las personas mayores de 75 años, informó hoy AstraZéneca en un comunicado.

Para evaluar la prevalencia de este ritmo cardiaco diferente del normal, se está elaborando un registro de fibrilación auricular (estudio FAMA), en el que los cardiólogos irán aportando datos sobre su incidencia, así como los beneficios de los tratamientos de anticoagulación oral.

Según el doctor Joaquín Aznar, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza y coordinador del estudio, se recogerán datos de unos 30.000 pacientes como la edad, sexo, historia de hipertensión, ictus, ataque isquémico transitorio, diabetes tipo 2, cardiopatía isquémica, EPOC y tabaquismo.

En el caso de que el paciente esté en fibrilación auricular, explicó el doctor Aznar, se recogerán datos precisos sobre factores de riesgo, historia de fibrilación auricular, patologías cardiovasculares presentes, ingresos hospitalarios, hallazgos electrocardiográficos y ecocardiográficos, síntomas, intervenciones previas y actitud terapéutica actual.

La importancia de este estudio reside en el hecho de que valora tanto la prevalencia como la actitud terapéutica y diagnóstica de la fibrilación auricular en las consultas de Cardiología, debido a que muchos estudios evalúan la situación de esta arritmia sólo en los hospitales.