.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

BBVA subvenciona el 50% del tratamiento médico personalizado para que sus empleados dejen de fumar y alcanza el 100% siempre que el paciente pueda justificar que durante el primer año ha abandonado el hábito, informó hoy la entidad bancaria.

El coste del programa, cuya duración oscila entre ocho y 14 sesiones, aproximadamente un año, es de 300 euros por persona. El tratamiento contempla sesiones presenciales, así como seguimiento individualizado médico y psicológico.

«Combatir hábitos tan arraigados como el tabaco, fruto de años de cultura social, es muy difícil, por lo que requieren iniciativas de fácil comprensión para todas las personas y la dirección y tratamiento de los expertos», afirmó el director de Marco Laboral de BBVA, Ricardo Lovelace.

Asimismo, subrayó, respecto al cumplimiento en la entidad de la Ley Antitabaco, que los fumadores la han asumido «perfectamente» sin que se haya creado conflicto alguno. Igualmente, señaló que tanto las oficinas como los edificios singulares están perfectamente señalizados con los carteles y dispositivos que informan a los clientes y empleados que se abstengan de consumir tabaco en todas las instalaciones del BBVA.

«En BBVA siempre hemos apostado por los espacios libres de humo. Llevamos ya tiempo trabajando y proponiendo a nuestra plantilla las ventajas de abandonar el tabaco desde los inicios de 2004», señaló Lovelace.

Así, la entidad tomó la iniciativa ese año y empezó a difundir entre los más de 30.000 empleados una nueva cultura dirigida a apoyar el abandono del tabaco. La primera decisión fue contratar los servicios de expertos y médicos para impartir conferencias sobre los principales motivos para dejar de fumar.

Posteriormente, el área de salud laboral incluyó en el portal de la Intranet del banco los principales hitos de estas conferencias. Un tercio de la plantilla de BBVA en España, alrededor de 11.000 personas han visitado las páginas de «Vigilancia de la Salud» en la Intranet del banco.

Además, el banco lanzó en diciembre de 2004 una encuesta «online» a toda la plantilla sobre el plan de prevención y control de tabaquismo, con el fin de anticiparse a las medidas que el Gobierno estaba desarrollando*e impulsar los denominados «espacios sin humo».

Entre los datos más destacados recogidos en la encuesta destacan que en BBVA alrededor del 73,1% de las personas encuestadas declara ser no fumador y del*26,91% restante que se declaran fumadores, un 74,1% quiere dejar de fumar y el 25,9% no está interesado.