.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Las comisiones netas que los bancos y cajas de ahorros cobran a sus clientes por sus servicios se triplicaron en los últimos doce años y se convirtieron en 2004 en el primer motivo de queja de los usuarios ante el Banco de España, según datos del instituto emisor.

Las reclamaciones relativas a comisiones y gastos representaron más de un 15% del total de quejas presentadas a la institución que preside Jaime Caruana, según la Memoria de su Servicio de Reclamaciones.

En concreto, las quejas por comisiones y gastos crecieron un 35,4% en 2004 en operaciones activas, hasta sumar 279; un 46,2% en el caso de gestiones pasivas, hasta las 293, y un 1,5% en cuanto a transferencias (55 reclamaciones).

Las comisiones netas que los bancos y cajas de ahorros cobran a sus clientes crecieron de forma sostenible en los últimos 12 años hasta triplicar su valor, y algo más de la mitad de las comisiones netas estaban vinculadas con el servicio de cobros y pagos.

En este apartado, las comisiones asociadas a tarjetas de crédito y débito pasaron de representar algo menos de la cuarta parte de las tasas por cobros y pagos a convertirse en más de la mitad.

La segunda fuente de ingresos por comisiones en los últimos doce años fue la comercialización de productos financieros no bancarios, que osciló entre el 25% y el 30%. A continuación se situaron las comisiones por servicio de valores, por encima del 10%.

Según datos del Banco de España, las comisiones netas de las entidades españolas son entre un 15% y un 25% más altas que la media europea.