.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El precio de la cajetilla de cigarrillos subirá una media de 10 céntimos de euro por el incremento del impuesto del tabaco aprobado hoy en el Consejo de Ministros, según estimaron fuentes del sector tabaquero consultadas por Europa Press.

No obstante, los mismos expertos puntualizaron que, según la normativa europea, el establecimiento del precio final de la cajetilla que pagan los consumidores corresponde a la decisión de los fabricantes, que pueden optar por repercutir o no el incremento de la fiscalidad.

El Gobierno aprobó hoy un decreto ley sobre la fiscalidad del tabaco que contempla elevar en un punto, hasta el 55,95% la parte del tributo conocida como «ad valorem», que se unirá al incremento del impuesto específico hasta los 6,20 euros por cada 1.000 cigarrillos, dos euros más que hasta ahora.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que esta decisión de «cargar un poco más la fiscalidad» del tabaco más barato se inscribe en la política del Gobierno de la lucha contra el tabaquismo.

DESINCENTIVAR LA DEMANDA.

Según un informe del Banco Mundial recogido por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), «está demostrado que elevar el precio del tabaco mediante los impuestos reduce el consumo del tabaco y también de los costes sanitarios».

Concretamente, en los países de un ingreso similar al español, la elevación de la fiscalidad del tabaco en un 10% va unida a un retroceso de la demanda del 4%. Además, el estudio considera que un aumento del 10% en los impuestos sobre los cigarrillos supone por término medio un ahorro de más del 3% en la utilización de los servicios sanitarios.