.

Expertos recuerdan que es curable y poco contagiosa pero piden a los médicos que se asesoren, con ocasión del Día Mundial contra la Lepra

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y Consumo registró en 2005 un total de 12 casos de lepra, de los cuales 8 corresponden a personas inmigrantes, según los últimos datos del Registro Estatal de Lepra del Instituto Carlos III, dados a conocer hoy por la ONG Fontilles con motivo de la celebración del Día Mundial de la Lepra, el próximo domingo.

Fontilles no pretende crear alarma social con la publicación de estos datos, dado que en la actualidad la lepra es curable y muy poco contagiosa (especialmente en países prósperos como España) pero recomiendan a los médicos que se asesoren ante la nueva realidad de la inmigración y la posibilidad de que puedan recibir algún caso de lepra en sus consultas. El primer síntoma es una mancha en la piel y falta de sensibilidad.

Según los datos provisionales del Registro Estatal de Lepra (recogen los casos detectados hasta el mes de julio), los afectados de origen extranjero proceden de Brasil (2 casos), Colombia (1 caso), República Dominicana (1), Guinea Ecuatorial (1), Mali (1), Senegal (1) y Somalia (1).

El informe de Sanidad señala que la prevalencia de la lepra en España 62 casos por 100.000 habitantes) es similar a la de 2004 y que «los datos continuados de baja incidencia y evolución favorable de los casos con tratamiento adecuado debería disminuir» esta proporción.

No obstante, el informe considera «previsible» que la incidencia aumente debido al incremento de la inmigración de personas procedentes de países endémicos de lepra. Por ello, los expertos recomiendan vigilar el «estricto cumplimiento» del tratamiento adecuado para conseguir la curación de cada enfermo y la disminución de la prevalencia en España.

Ante estos datos, Max Ebstein, miembro de la directiva de Fontilles, contempla la posibilidad de que la prevalencia de esta enfermedad aumente y recuerda a los médicos, especialmente a los dermatólogos, que todas las comunidades autónomas cuentan con servicios especializados en Medicina Tropical.

Fontilles prevé que los datos completos de 2005 arrojarán previsiblemente los 23 casos que se registraron a lo largo de 2004. En este sentido, recuerda que en los años anteriores, las cifras no superaban los 8 casos.

Actualmente, la incidencia de esta enfermedad se reduce a los países más desfavorecidos y está ligada a las situaciones de pobreza y de falta de condiciones higiénicas. En España, por tanto los casos que se registran, además de la inmigración, proceden de personas que han viajado a estos países.

CIFRAS MAQUILLADAS

Por otro lado, con ocasión de la celebración del Día Mundial contra la Lepra, esta ONG denuncia que los países en vías de desarrollo «tratan de reducir las cifras» que se registran en este país. Lo expertos avisan que esta situación puede provocar una reducción de las ayudas que reciben por parte de la Organización Mundial de la Salud y por extensión un incremento de los contagios y de la prevalencia de la enfermedad por la falta de atención a los pacientes.

Francisco Llorente, coordinador de un programa contra la lepra en Gambo (Etiopía), advierte del «peligro de que no se reconozca ni siquiera la existencia» de las personas que sufren esta enfermedad. «Los gobiernos esconden los casos reales y realizan un fraude informativo», denuncia.

Según datos de la OMS, en las últimas dos décadas, 14 millones de personas se han curado gracias al tratamiento existen y en 2004, el número de casos ha disminuido un 21 por ciento. Sin embargo, los expertos señalan que esta disminución se ha producido principalmente en India, uno de los países de los que se sospecha que realice este «maquillaje» de cifras.

En cualquier caso, según los últimos datos, la lepra sigue presente en 114 países y en nueve de ellos constituye un problema de salud pública: Angola, Brasil, India, Madagascar, Mozambique, Nepal, República Central Africana, República Democrática del Congo y Tanzania.