.

JAEN, 26 (EUROPA PRESS)

La Delegación del Gobierno andaluz en Jaén ha ordenado la retirada del mercado de unas piruletas que se vendían en una gasolinera de la capital después de que la Unión de Consumidores de Jaén (UCE) advirtiera de que contenían mensajes que podían ser «peligrosos» o que, «cuanto menos, pueden inducir a confusión» a los menores.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Junta de Andalucía, el área de Consumo ha enviado a un inspector para analizar los citados caramelos tras recibir el aviso de UCE, procediéndose a continuación a paralizar su venta y a remitir una muestra de la golosina al Instituto Nacional de Consumo para que estudie su contenido.

Las citadas fuentes indicaron que el inspector ha comprobado que la etiqueta que presentaban estos caramelos «no es la reglamentaria», ya que presuntamente no aparecían los componentes del producto «tal y como deberían aparecer según ordena la normativa». Agregaron que las piruletas tampoco mostraban claramente la fecha de consumo preferente ni su procedencia.

Así las cosas, también se ha dado parte a la Dirección General de Consumo de la Consejería de Gobernación para que extienda la medida restrictiva al resto de establecimientos andaluces en los que pudiera venderse este producto.

Desde UCE se explicó que estos caramelos tienen en su interior atractivas figuras atípicas como arañas, peces payasos, escorpiones, escarabajos y calaveras, y que su consumo va destinado a la población infantil «con mensajes que entendemos pueden ser peligrosos y, cuanto menos, inducir a confusión a esta población sensible».

La asociación precisó que en el envoltorio de dichas chucherías, en forma de chupa-chups, de la marca 3D Lollipop, procedentes supuestamente de Hong-Kong, siempre según UCE, contiene literatura en inglés y en letra minúscula prácticamente ilegible.

Así, se apunta que los citados mensajes incluyen frases como «cómete la araña, pero ten cuidado, te puede morder», «mastica el pez payaso, pero recuerda escupir la raspa» y «prueba el amargor de la cáscara del escarabajo», entre otros.

Esta denuncia de UCE fue presentada a primera hora de hoy en el Servicio Provincial de Consumo de la Junta basándose en artículos de la Ley de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía en los que se estipula que las asociaciones de consumidores podrán promover el ejercicio de las acciones tendentes a solicitar en el cese de prácticas engañosas en la oferta, promoción y publicidad de bienes y exigir la rectificación de informaciones publicitarias engañosas.