.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El director general adjunto de ING Direct, Juan Manuel Granados, destacó hoy que la denominada «guerra de comisiones cero» que se ha desatado entre los bancos y cajas de nuestro país va a provocar que desde ahora se dé «un aumento en la transparencia de las ofertas, una mayor competencia por el cliente y una mayor eficiencia en el sector».

En declaraciones a Europa Press Televisión, explicó que ese aumento de la competencia supone en «un mayor enfoque de las entidades en captar ese cliente y en enseñar las condiciones y las comisiones que verdaderamente se cobran». Agregó que, a partir de ahora, los clientes «van a exigir saber de antemano cuánto tienen que pagar y por qué, y van a ser quienes decidan si pagan o no, porque ahora hay opciones reales».

En este sentido, comentó que la mayor eficiencia en el sector consiste en que las entidades «se verán obligadas a trabajar de una manera más eficiente, porque los clientes no van a tolerar cargo excesivo de las comisiones».

Granados apuntó que hace más de diez años que no se producía en el sistema financiero «un movimiento como el que estamos viviendo» donde hay «diferencias reales entre las distintas ofertas del mercado». «Los consumidores tienen la obligación de salir, comparar y elegir la mejor oferta para sus ahorros», agregó.

Asimismo, insistió en que este movimiento es «muy importante» sobre todo para los consumidores ya que les otorga la ventaja de «poder elegir donde depositan sus ahorros». «Bastante nos cuesta generar ahorro para que se nos vaya por la ventana pagando comisiones o para que no nos lo retribuyan adecuadamente», remarcó.

CONSECUENCIAS POSITIVAS

Para ING Direct, el banco que lanzó la primera cuenta sin comisiones y con alta rentabilidad hace siete años y que ya cuenta más de 1,25 millones de personas que se benefician de alta rentabilidad sin ningún tipo de gasto y de comisión, esta guerra de comisiones solo puede «reincidir positivamente en su crecimiento» ya que «va a empujar a los clientes a comparar, a buscar qué es lo mejor que hay para su dinero y para sus ahorros».

Granados reconoció que los primeros tiempos «fueron difíciles y divertidos» porque estaban «remando contracorriente e introduciendo un concepto». Subrayó que cuando aparece algo novedoso, aunque sea beneficioso para el cliente, siempre hay «escepticismos, dudas y miedos» pero que, según ha ido pasando el tiempo y han ido reincidiendo en su oferta, «los clientes han respondido».

Finalmente, comentó que las otras entidades pensaban al principio que el modelo que proponían «no era sostenible» y se preguntaban «cómo una entidad pueda ganar dinero sin cobrar comisiones». «La respuesta está en hacer las cosas bien, buscar la eficiencia y pensar sobre todo en el cliente, que es el que paga nuestro sueldo todos los días», concluyó.