.

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La tasa de supervivencia de mujeres con cáncer de mama podría alcanzar en breve el 90% con los fármacos existentes en la actualidad, según aseguró hoy el doctor Eduardo Díaz-Rubio, director del Plan Nacional del Cáncer y jefe del Servicio del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid.

Tras inaugurar el «VIII Simposio de Revisiones en Cáncer», el doctor Díaz-Rubio señaló, en declaraciones a Europa Press, que la tasa de supervivencia en cáncer de mama se encuentra por encima del 70%, y además existe la posibilidad de hacer un diagnóstico temprano y precoz de la enfermedad, con lo que se puede elevar esa cifra al 80 ó 90% «con las mismas posibilidades o fármacos existentes en la actualidad».

En cuanto a cáncer de colon, este especialista en oncología destacó que ahora se curan entre el 50 y 60% de los casos, mientras que en cáncer de pulmón la tasa de supervivencia no llega al 20%. Estos tres tipos de tumores son los más frecuentes en la población, afectando al 80% de los pacientes que acuden a consulta oncológica.

En el simposio inaugurado hoy en Madrid, que reúne a todos los especialistas españoles en cáncer, se actualizarán los conocimientos en oncología y la práctica estándar que se debe realizar y ofertar a los pacientes, con los adelantos producidos en el último año y su aplicación en la clínica, de forma que «todos los pacientes puedan beneficiarse de los mismos independientemente del hospital al que acudan».

Según el doctor Díaz-Rubio, se pondrá especial énfasis en las nuevas dianas terapéuticas basadas en conocimientos moleculares. «Hay ya ocho aprobadas y comercializadas para cáncer de mama, de colon y de pulmón, que se están utilizando adecuadamente –dijo– pero hay que saber los resultados y cómo combinarlo con quimioterapia».

A este respecto, añadió que en el último año ha habido novedades importantes con la incorporación de nuevas dianas terapéuticas basadas en los conocimientos moleculares. «En cáncer de mama los resultados han sido impresionantes, no habituales en oncología, y en cáncer de colon se ha incorporado un fármaco antiangiogénico que actúa contra los nutrientes que hace que los tumores puedan crecer, con lo que también aumenta la supervivencia», agregó.

«MUCHO CAMINO POR RECORRER».

A su juicio, están aumentando las tasas de supervivencia, pero no aún no se ha llegado al techo de posibilidades y queda mucho camino por recorrer. «Necesitamos vías, un conocimiento mejor de la célula a través de la biología molecular y su utilización conjunta con la quimioterapia», señaló.

Además, añadió, hay que trasladar conocimientos de farmacogenética para poder hacer una individualización o selección mejor de los pacientes, y evitar fenómenos de toxicidad. «En los próximos años debemos ir peldaño a peldaño subiendo la escalera, progresando y mejorando las expectativas», afirmó.

Respecto al cáncer de pulmón, reconoció que pese a la incorporación de nuevas dianas terapéuticas, el progreso es muy pequeño. «Se consiguen tratamientos más cómodos, mejora de la calidad de vida de los pacientes, pero los progresos en supervivencia no son tan importantes. Este tipo de tumor genera una mortalidad altísima, son muy pocos los casos que se curan o prolongan la supervivencia, necesitamos un impulso en el tratamiento», indicó.

Por último, el director del Plan Nacional del Cáncer abogó por que haya expertos, dentro de la oncología médica, dedicados únicamente a un tipo de tumor, porque la cantidad de conocimientos existente en cada uno de ellos es «impresionante».