.

BRUSELAS, 9 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea obligará a los fabricantes e importadores de mecheros a introducir dispositivos de seguridad a prueba de niños. El objetivo es reducir el número de accidentes provocados por menores jugando con encendedores, que provocan al año 40 víctimas mortales, más de un millar de heridos y considerables daños materiales, según los datos facilitados por la Comisión.

Expertos de los Veinticinco Estados miembros respaldaron la propuesta del Ejecutivo comunitario, que en las próximas semanas se adoptará formalmente. A partir de ese momento, los países de la UE tendrán 4 meses para adaptar la legislación y se dará a la industria otros 6 meses para que modifique la cadena de producción, explicó el portavoz de Salud y Protección de los consumidores, Philip Tod.

El comisario Markos Kyprianou señaló que esta nueva medida «permitirá salvar vidas» y supone una importante protección «contra los incendios provocados por niños que juegan con mecheros». Asimismo, agradeció a la industria su buena disposición a colaborar con esta medida.

El coste estimado del dispositivo de seguridad a prueba de niños es de 4 céntimos de euro. Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda poseen ya una ley sobre mecheros a prueba de niños. Según un estudio norteamericano del año 2000, desde la adopción de esta norma, el número de muertos y heridos y la amplitud de los daños materiales debidos a los incendios provocados por menores ha caído un 60%.

En la UE ya se fabrican este tipo de mecheros a prueba de niños, por valor de 43 millones de euros, pero se destinan exclusivamente a la exportación. Ningún Estado miembro tiene una legislación que obligue a los fabricantes a incluir un mecanismo de seguridad.