.

Los andaluces se sitúan a la cabeza, mientras que los vascos son los que menos se depilan

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El 66 por ciento de los hombres españoles ha probado alguna vez a afeitarse o depilarse el vello corporal, según una encuesta que publica hoy la compañía Philips, a partir de un estudio de hábitos de belleza y depilación masculina sobre 2.000 personas.

Los datos, que recoge Europa Press, indican que la zona que con más frecuencia se depilan es el vello púbico (el 33,6 por ciento), seguida del pecho (28,8) y las axilas (27,1). Por contra, el 34,1 por ciento de los hombres asegura que nunca lo han hecho.

Para los responsables del estudio, «todos estos esfuerzos no hacen más que satisfacer un deseo oculto de los hombres», dado que un 57,8 por ciento de los encuestados manifiestan que les gustaría tener un cuerpo sin vello al considerar que es «más moderno, higiénico y estético». Además, un 22,2 por ciento de los españoles reconoció que se afeitaría el vello púbico «para que el tamaño de su pene pareciera mayor».

Por su parte, más de la mitad de las mujeres españolas piensan que el hombre debería cuidar su cuerpo tanto como la mujer. De hecho, algunas intentan convencer a sus parejas «para que eliminen el antiestético vello».

La mayoría de las encuestadas (un 80,6 por ciento) considera que un exceso de vello en el cuerpo es «antiestético y desagradable»; sobre todo en espalda y los hombros. En este caso, la mayoría de ellas preferiría que lo eliminaran.

De hecho, más de la mitad de las mujeres (56,2 por ciento) le han pedido alguna vez a sus parejas que se depilaran o afeitaran alguna parte del cuerpo y el 65 por ciento de ellas han conseguido convencerles para que lo hicieran.

Según el estudio, tan sólo a un 2,3 por ciento de las mujeres les parece que «el hombre, como el oso, cuanto más pelo más hermoso»; mientras que un 19,2 por ciento de los hombres opina que a ellas les gusta más el aspecto natural de los hombres con vello.

LOS ESPAÑOLES A LA CABEZA

Los datos muestran que los españoles, respecto a otros países, son los que más se depilan. Detrás de ellos se sitúan los ingleses (un 45 por ciento), los norteamericanos (44), los alemanes (25) y, por último, franceses e italianos. En este último caso, sólo han probado a eliminar el vello corporal 2 de cada diez personas.

Además, según el país al que pertenezcan, los hombres también tienden a afeitarse o depilarse unas zonas del cuerpo u otras. Así, los alemanes se afeitan mayoritariamente las axilas, los italianos el pecho y los norteamericanos el escroto. Por su parte, españoles e ingleses coinciden en afeitarse sobre todo el vello púbico.

En España, quienes más uso hacen de la depilación corporal son los andaluces (71,1 por ciento), seguidos de los valencianos (70,8). En el otro extremo se sitúan los vascos, que son los que menos eliminan el vello del cuerpo.

Sin embargo, según los responsables del estudio, pese a que en depilación están a la cabeza, los españoles «no destacan especialmente por metrosexuales», teniendo en cuenta que sólo un 7,5 por ciento confiesa visitar regularmente los centros de belleza y hacer uso de cosméticos dirigidos específicamente a los hombres.

Nueve de cada diez se limita exclusivamente a los cuidados básicos de higiene como son la ducha diaria, el afeitado y cosméticos sencillos tales como una crema hidratante o colonia. Sólo un 1,7 por ciento de los varones reconoce dedicar mucha atención al cuidado de su cuerpo.