.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El director del Club de Fumadores por la Tolerancia, Álvaro Garrido, consideró hoy que la nueva subida de impuestos sobre el tabaco podría traer consecuencias «muy negativas» en el bolsillo de los fumadores si, tal y como pretende el Gobierno, las tabacaleras incrementan el precio de las cajetillas.

«Parece que el Gobierno no acepta la bajada de los precios y, con una afán recaudatorio, ahora incrementa los impuestos», lo que podría suponer un «castigo» para los consumidores, manifestó Garrido, quien apuntó que esta modificación de la ley antitabaco muestra «la política errática» que está llevando adelante el Ejecutivo en esta materia.

A su juicio, el Ejecutivo debería «dejar que las compañías, en función de la oferta y la demanda y las condiciones que tienen para competir, pudieran decidir el precio, tratando de buscar el beneficio para el consumidor».

En este sentido, Garrido se quejó de que «continuamente» se ataque «al mismo colectivo», cuando, en su opinión, deben ser los consumidores de tabaco «los que decidan libremente si consumir o no consumir este producto, que es legal y que nos está vendiendo el propio Estado».

Con medidas como ésta, el colectivo de fumadores –que lo integran 10 millones en España–, según Garrido, sienten que el Gobierno «desoye» sus peticiones. «Cualquier atisbo de esperanza para los fumadores es rápidamente eliminado por el Ejecutivo», afirmó al respecto. Añadió que se sienten «atacados». «Somos contribuyentes de primera categoría, pero nos tratan como ciudadanos de segunda», sentenció.