.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), Rodrigo Córdoba, advirtió hoy que los sistemas de ventilación más modernos propuestos por los hosteleros, como desionizadores o «estaciones de humo», no se ajustan a la nueva Ley Antitabaco pues no eliminan los vapores tóxicos y cancerígenos del humo de tabaco.

Según el doctor Córdoba, cuando se plantean legislaciones para regular el humo ambiental de tabaco surgen noticias sobre supuestas innovaciones técnicas que ofrecen «soluciones mágicas» que supuestamente permitirían compartir espacios entre fumadores y no fumadores.

En este sentido, aseguró que estos sistemas de ventilación pueden eliminar una parte de las sustancias tóxicas del tabaco que se hallan en forma de partículas, pero subrayó que gran parte de ellas se encuentran en forma gaseosa (monóxido de carbono, amoniaco, formaldehido, acethaldehido, cianuro de hidrógeno, N-nitrosodietilamina) en concentraciones peligrosas par la salud. «Ninguno de estos artilugios –añadió– es capaz de depurar los gases tóxicos del tabaco ni las partículas de menor tamaño. Esa es la opinión de recientes informes de la Asociación Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE) y también es lo que declaran en los manuales de funcionamiento los propios fabricantes de sistemas de ventilación».

Por ello, insistió en que la única protección es eliminar totalmente el tabaco de los espacios laborales y públicos cerrados, destacando que la opción «menos mala» es crear espacios totalmente separados (tabiques, mamparas o cristales de suelo a techo, con ventilación independiente) siempre que no sean zonas de paso para los no fumadores.