.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) subrayó hoy que el consumo de carne de ave cocinada a más a 70 grados no representa ningún riesgo para la salud humana aunque llevara el virus de la gripe aviar, ya que éste desaparece a dicha temperatura.

La asociación destacó que la avicultura española es una de las más avanzadas de la UE, porque garantiza en todo momento el máximo control sobre la producción y las medidas sanitarias para que el producto llegue a los consumidores esté en las mejores condiciones.

Según CECU, «todas las aves de consumo en este país se someten a rigurosos controles veterinarios y de calidad en toda la cadena de producción y distribución antes de llegar a los consumidores».

No obstante, a la hora de adquirir productos avícolas recomienda fijarse en que lleven un etiquetado completo y debidamente identificado desde la granja de origen, que incluya condiciones de envasado, fecha de consumo preferente, información nutricional e identificación del fabricante, envasador o vendedor junto con la marca sanitaria.

CECU afirma que «España está preparada para responder en caso de que llegara el virus» y que la importación de aves y derivados de países afectados está totalmente prohibida, al tiempo que se han reforzado los controles sobre los productos procedentes de países asiáticos y en los puestos de inspección fronteriza.

En productos que se adquieran sin envasar, aconseja fijarse en las condiciones de conservación y en la fecha a partir de la cual el producto no debe ser consumido, exigiendo siempre información de la procedencia de los mismos.