.

MADRID, 02 (EUROPA PRESS)

El 66% de las madres no saben si sus hijos están siguiendo una alimentación saludable y el 55% tiene problemas para alimentarlos adecuadamente, según las conclusiones de un estudio llevado a cabo por el Observatorio Idea Sana Eroski en el marco de su campaña «Comer Sano, Comer Bien», desarrollado en colaboración con la Fundación Dieta Mediterránea.

En la presentación del estudio, realizado a partir de encuestas a 300 hogares españoles con hijos de cinco a 13 años, especialistas en nutrición advirtieron hoy del deterioro de los hábitos de alimentación saludables en nuestro país.

A su juicio, como resultado se extrae el decrecimiento del consumo de verduras, frutas y pescado en la población infantil debido a la vida sedentaria, el incremento de productos preparados y las comidas fuera del hogar. Según la psicóloga infantil Helena Figuerola, la dieta equilibrada «se sustituye por comidas rápidas, bollería, golosinas y una alimentación llena de grasas». Como consecuencia, en 15 años la obesidad infantil en España se ha triplicado y ya llega al 16% de los niños.

Por su parte, el 80% de las madres españolas con hijos/as entre cinco y 13 años considera su alimentación como uno de los principales problemas actuales; sin embargo, una de cada dos madres reconocen tener problemas para que sus hijos sigan una alimentación saludable. Asimismo, el 56% de las madres reconocen que sus hijos/as comen poca verdura, el 43% consideran que comen escasa fruta, y el 39% que no consumen suficiente pescado. Además, según Berenice Cortes, de la Fundación Dieta Mediterránea, «la mayoría de las madres no consideran demasiado preocupante que sus hijos no consuman verdura diariamente con cada comida principal».

Las razones de la pérdida de los hábitos alimenticios saludables, según el estudio, se deben al ritmo de vida actual que provoca un mayor consumo de comidas rápidas y condiciona la relación madre-hijo/a, ya que la madre dispone de poco tiempo y es más permisiva con ciertos alimentos que sabe de antemano a que al niño/a no le gustan.

La encuesta concluye que el 57% de las madres cree que falta información. Por ello, creen necesario que existan elementos de ayuda externos que conciencien a los niños en la aceptación de ciertos alimentos saludables como son las verduras, frutas y pescado.

Por último, el gerente de EROSKI, Gonzalo Romeo, señaló que en los mercados EROSKI se iniciará una campaña de información a sus clientes sobre las costumbres de la dieta mediterránea.