.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El aceite de oliva acentúa su senda alcista al subir un 37,22% en los últimos doces meses, lo que le convierte en el producto que más se encareció en el último año, según los datos presentados hoy por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Además, es el alimento envasado que más subió en febrero respecto al mes anterior, con un incremento del 6,80%.

Dentro de la categoría de productos frescos, las judías verdes y los pimientos verdes fueron los que más subieron en febrero respecto al mes anterior, un 11,68% y un 7,76%, respectivamente, seguidos de las patatas, acelgas y carne de pollo fresca, que aumentaron sus precios más de un 2%.

Por el contrario, la pescadilla y la merluza se convirtieron en los productos frescos que mayores bajadas registraron durante el pasado mes, un 9,19% y un 7,16%, respectivamente. Otros alimentos frescos que experimentaron descensos de precio fueron el cordero (7,12%), el conejo de granja (5,92%) y los gallos (5,15%).

En tasa interanual, registraron aumentos de precio superior al 10%, las anchoas (20,26%), el salmón (11,92%), merluza (11,41%) y la trucha (10,79%). Las mayores bajadas de precios en los doce últimos meses correspondieron a los tomates para ensalada (20,73%), judías verdes (19,55%), pimientos verdes (13,61%) y manzanas (10,78%).

SUBE EL VINO Y BAJAN LAS GAMBAS

En el apartado de alimentos envasados, el vino tinto de un año, junto al aceite de oliva, fueron los que registraron las mayores subidas en febrero respecto a enero, al tiempo que las gambas congeladas y la merluza congeladas fueron los que más bajaron.

Concretamente, el vino tinto de un año subió un 3,36%, mientras que las gambas congeladas bajaron el pasado mes un 4,85% y la merluza congeladas, un 2,02%.