.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del Consejo General de Médicos, Isacio Siguero, afirmó hoy que con la aprobación del anteproyecto de la Ley Orgánica de la Salud y de Lucha contra del Dopaje, en cuya redacción la organización médica colegial ha colaborado como asesora, se cumple una «vieja aspiración» del deporte español, como es la de preservar la salud del deportista y establecer los controles médicos necesarios que permitan que «no haya ninguna fuga de dopaje».

En declaraciones a Europa Press Televisión, Siguero destacó que la Ley Antidopaje, de la que dijo estar satisfecho con su redacción final, marcará «las pautas que rijan los controles contra el dopaje», ya que «no se puede hacer deporte sin tener una garantía de salud en determinados ejercicios». «No podemos admitir que la gente se automedique o tome sustancias que no son buenas para la salud», añadió.

Asimismo, subrayó que la nueva ley no sólo reforzará «indudablemente» el control de la utilización de sustancias dopantes en el ámbito deportivo profesional, sino que además contribuirá también a «mejorar la salud de los ciudadanos». Así, el presidente de la organización médica colegial explicó que el anteproyecto abarca un doble objetivo: «el de regir los controles contra el dopaje» y el establecimiento de «controles médicos dirigidos a todos los ciudadanos que hacen deporte, que en España son muchos».

REVISIÓN DE BOTIQUINES

Para llevar esto a la práctica confirmó que la Ley Antidopaje contemplará «la inspección y revisión de los botiquines y de la serie de preparados que contengan», aunque matizó que «no se podrá ser muy estricto» en este aspecto. «A veces los médicos disponen de determinados productos que no tienen por qué utilizarse para un problema concreto, sino que se tienen porque son necesarios dentro del uso normal de los medicamentos», apuntó.

En esta línea, el presidente de los médicos españoles señaló que con sus aportaciones se ha pretendido proteger también al médico, «el último eslabón de la cadena». Así, recordó que «éste se ve involucrado en algunos casos de dopaje cuando no es el responsable sino que estos productos dopantes han llegado (al deportista) por otros caminos». Por ello, aprovechó para pedir a los deportistas que «sean responsables de sus actos» y que «cada palo aguante su vela».

«Debe procurarse que el dopaje sea cada vez menor y ése es el deseo con el que nace esta ley. El dopaje, si existe, debe darse lo menos posible e intentar que no haya ningún caso», concluyó.