.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El diputado del PP en el Congreso Leopoldo Bertrand, ha preguntado al Gobierno si tiene alguna estimación sobre el número de bajas laborales entre trabajadores fumadores, derivados de procesos de ansiedad o depresión, como consecuencia de la aplicación de la Ley Antitabaco, que prohíbe desde el pasado 1 de enero fumar en todos los centros de trabajo que no se encuentren al aire libre.

Según la iniciativa popular, a la que tuvo acceso Europa Press, la nueva ley puede significar que 400.000 fumadores dejen de serlo, pero también puede dar lugar a determinados riesgos para los trabajadores.

«Es evidente que aquellas personas que tienen adición al tabaco, en función del grado de la misma –añade el PP– pueden ser objeto de alteraciones en su comportamiento por estrés, tensión o ansiedad, generando problemas relacionados con el tratamiento y con el desarrollo de sus funciones laborales».

Por ello, el diputado popular pregunta al Ejecutivo sobre las medidas adoptadas para atenuar o eliminar los factores que pueden conducir a que, como consecuencia de la prohibición de fumar, así como los tratamientos que puedan necesitar los trabajadores fumadores.

Asimismo, pregunta al Gobierno si entiende que estos trabajadores pueden salir de su puesto de trabajo sin que ello pueda ser utilizado en su perjuicio por los responsables de la empresa, y si es consciente que habrá de actuar con celo para evitar que se pueda producir discriminación por motivo de posible dependencia de un trabajador fumador.