.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), dependiente del Ministerio de Sanidad, y la Organización Médica Colegial (OMC) dieron este fin de semana el pistoletazo de salida a un programa para enseñar a los médicos españoles a enseñar a sus pacientes «a adquirir los hábitos correctos en función de sus características y su estilo de vida» para evitar la obesidad y otras patologías relacionadas con la mala alimentación. La iniciativa persigue formar a unos 12.000 médicos y llegar directamente a 5 millones de pacientes.

Este programa, que tendrá una duración de cuatro años, supone una «una apuesta importante» de cara a la sociedad, buscando la implicación de la profesión médica «en la formación de los médicos y de los ciudadanos para la prevención de patologías con amplias repercusiones en su calidad de vida», según dijo el presidente de la OMC, Isacio Siguero.

Como primer paso para la puesta en marcha de esta iniciativa, denominada «Programa de Intervención Educativa en la Población General sobre Obesidad» y en la que también participa la Fundación para el Fomento de la Salud (FUFOSA), unos 150 médicos de atención primaria de los 52 colegios provinciales participaron el sábado en El Escorial en una jornada de formación. Estos médicos, en una segunda fase, serán los encargados de formar a su vez a otros facultativos de su zona a través de la red de colegios de médicos.

«Teniendo en cuenta que cada médico incide en 40 grupos familiares, a través del Programa de Intervención Educativa en la Población General sobre Obesidad estimamos llegar directamente a 5 millones de personas», indicó el doctor Jesús Lozano, director de la Fundación para la Formación de la OMC.

Por otro lado, en cuanto al manejo comunicacional y motivacional del paciente, la doctora Joima Panisello, presidenta de FUFOSA, señaló que el enfermo «debe ser parte activa en la consecución de los objetivos», para lo que «es fundamental el papel del médico como motivador del paciente».

Según datos de la OMC, la obesidad afecta al 14,5 por ciento de la población adulta en España, concretamente al 13,9 por ciento de los varones y al 15,7 por ciento de las mujeres, si bien son las mujeres mayores de 45 años y los niños los dos colectivos de la población en los que las curvas de progresión de la obesidad son «más preocupantes».