.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha solicitado al Ministerio de Sanidad y Consumo la elaboración de una norma que «acabe con la manipulación en las tallas de vestir que se produce por parte de determinados comercios y marcas», según un comunicado emitido hoy por la entidad en el que, además, se advierte a la ministra Elena Salgado que la problemática «no puede quedar librada a la autorregulación del sector».

En esta ocasión, la federación reiteró su preocupación por la falta de una legislación que evite la heterogeneidad de tallas «llegando al extremo de que puedan llegar a encontrarse en el mercado dos prendas de la misma marca, modelo y talla cuyas dimensiones reales sean distintas, fruto de la dejadez de los fabricantes en los necesarios protocolos de control durante su elaboración».

A raíz del crecimiento de los enfermos de bulimia y anorexia y del culto al cuerpo delgado, FACUA considera fundamental la intervención del Ministerio para la regulación de los talles de las prendas de vestir de manera de impedir que los comercios o marcas «capten clientes utilizando tallas como la 34 y 36 cuyas medidas se ajustan en realidad a otras superiores».

Asimismo aclaró que no pretende «en ningún caso la retirada del mercado de tallas pequeñas, ya que hay numerosos consumidores cuyas dimensiones se ajustan a una talla 34 sin que ello implique que padezcan enfermedades fruto de trastornos alimentarios» y valoró positivamente el pedido que Salgado hizo a empresarios del sector para que adopten «medidas autorregulatorias que acaben con los mensajes publicitarios que presentan cánones de belleza basados en la extrema delgadez».