.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Un estudio realizado por 2.800 profesionales españoles que analiza a más de 14.000 pacientes con trastornos mentales leves revela que casi el 80% de los problemas mentales con los que se enfrenta el médico de Atención Primaria en sus consultas son la ansiedad y la depresión, que afectan al 12 % de la población general y raramente se remiten a niveles asistenciales específicamente psiquiátricos.

Los resultados de este estudio -que fueron publicados en «El Libro Blanco Depresión y Ansiedad. Análisis de la Prevalencia y su manejo en Atención Primaria», presentado en el marco de las II Jornadas Prácticas en Salud Mental para Atención Primaria celebradas en Oviedo- revelan también que uno de cada cuatro pacientes que asisten a consulta con el médico de primaria, presenta una patología psquiátrica.

Según informó hoy la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista (SEMERGEN) en un comunicado, la publicación trata de «ofrecer a los facultativos de este primer nivel asistencial una información práctica sobre el arsenal terapéutico disponible y los avances que se registran en el tratamiento de la depresión y la ansiedad». Por su parte, José Ángel Arbesú, responsable del grupo de trabajo en Salud Mental de SEMERGEN y uno de los autores del estudio, destacó que el libro fue declarado de Interés Científico y Profesional por la OMC y patrocinado por Wyeth.

DIAGNÓSTICO Y ABORDAJE TERAPÉUTICO DESDE ATENCIÓN PRIMARIA

El estudio afirma además que, «en más del 80% de las ocasiones el tratamiento y seguimiento de los pacientes con trastornos mentales es asumido por el médico de familia, gracias al desarrollo que ha experimentado la farmacología relacionada con estos procesos, y al conocimiento, cada vez mayor, de las bases fisiopatológicas de muchas de las enfermedades mentales». «Sólo cuando el problema se cronifica, ante depresiones recurrentes, psicóticas o melancólicas, los pacientes son canalizados a la consulta especializada en Salud Mental», aseguró Arbesú, dejando en claro su convicción de que el médico de familia tiene un rol fundamental en la detección precoz y el correcto abordaje de la depresión y la ansiedad y que está plenamente capacitado para el abordaje de pacientes con estos trastornos mentales leves.