.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Consumidores y Usuarios difundió hoy a través de la página de Internet del Instituto Nacional de Consumo un documento con las preguntas más frecuentes que los afectados por la presunta estafa filatélica pueden hacerse y sus correspondientes respuestas.

El documento realizado por este foro responde a ocho cuestiones para explicar el origen del problema, recomendar los pasos a seguir por los afectados e instar a que no firmen ningún documento que les presenten las dos empresas intervenidas por supuesto fraude (Afinsa y Fórum Filatélico) y a que no emprendan acciones judiciales de forma unilateral.

Así, en primer lugar explica el problema actual y la situación de estas dos sociedades, indicando que se encuentran intervenidas tras la presentación de querellas por supuesto delito de estafa por parte de la Fiscalía Anticorrupción, y apuntando que, «por el momento» y auque se encuentran en situación de insolvencia, no se puede determinar su realidad patrimonial.

Posteriormente, aporta la relación de las asociaciones de consumidores y usuarios a las que los afectados pueden dirigirse con sus correspondientes datos de contacto.

PASOS A SEGUIR POR AFECTADOS.

En este sentido, recomienda que el contacto con una de estas asociaciones debe ser el primer paso a seguir por los afectados, a los que aconseja también a recopilar toda la documentación de que dispongan (recibos, justificantes de pago, entre otras), fotocopiarla por duplicado y conservar los originales en su poder.

Después, les llama a «esperar con calma» a que las asociaciones con las que hayan contactado se comuniquen con ellos y les den instrucciones. «Esta primera fase requiere una labor de organización y creación de infraestructura. Tendrá plazo suficiente para la defensa de sus derechos», indica el texto.

Por contra, señala que no es conveniente que los afectados denuncien directamente ante los juzgados «para evitar la dispersión y multiplicación de los procedimientos».

Por último, para el caso de aquellos afectados que tengan pagos pendientes, recuerda que «hasta que no se indique lo contrario» las empresas están en suspensión de pagos y que no existe ningún fondo público de garantía, y les pide que no firmar ningún documento que faciliten las empresas implicadas o cualquier tercero.