.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU), Francisca Sauquillo, acogió hoy con satisfacción la decisión del Gobierno de conceder subvenciones a las asociaciones de consumidores que forman parte del Consejo Estatal e indicó que esta medida «permite ayudar a los perjudicados», así como facilitar las gestiones de estas organizaciones ante la «gran avalancha de afectados» por la presunta estafa filatélica que han requerido sus servicios.

En declaraciones a Europa Press TV, Sauquillo consideró una «cantidad importante» los dos milllones de euros que las diez asociaciones de consumidores que forman parte del Consejo Estatal recibirán para hacer frente a las «reivindicaciones de los perjudicados».

«Estoy contenta porque en el Consejo, cuando nos enteramos de la situación jurídica que había en estas dos empresas, solicitamos algunas medidas al Gobierno», indicó.

Entre estas medidas, el Consejo Estatal de Consumidores y Usuarios demandó que la Administración de Justicia facilite una ventanilla única en la Audiencia Nacional para que todas las denuncias estén organizadas y, además, solicitó estas ayudas económicas pues varias asociaciones «no tenían condiciones para poder hacer frente a la gran avalancha de afectados si no eran apoyadas».

Asimismo, Sauquillo apuntó que el Consejo está trabajando para que haya una modificación de la regulación legal y no puedan producirse «casos parecidos» con otras empresas que trabajan con bienes tangibles, lo cual sería una medida muy positiva que supondría una prevención «para el futuro». «La sociedad está a la expectativa. Lo que queremos es que se agilicen las medidas y que se resuelva cuanto antes esta situación», destacó.

La presidenta del Consejo de Consumidores y Usuarios no quiso pronunciarse sobre el cruce de acusaciones políticas que tanto el Partido Popular como el Partido Socialista han llevado a cabo sobre la responsabilidad en el estallido de la trama de la supuesta estafa filatélica.

GARANTIAS PARA LOS INVERSORES

«Lo que hay que aprender es la lección y la lección es que, en el futuro, este tipo de empresas de bienes tangibles estén controladas para que la sociedad tenga garantías y sepa a qué se arriesga cuando mete sus ahorros en este tipo de empresas», explicó.

Sin embargo, Sauquillo sí indicó que en el año 2000 -durante la legislatura del Partido Popular- se habían presentado denuncias que alegaban que estas empresas, y en concreto Afinsa y Fórum Filatélico, «no estaban controladas».

Asimismo, añadió que durante dicha legislatura «se planteó un cruce de cartas entre el Ministerio de Economía y el Ministerio de Sanidad» en donde se incidió, por parte del Ministerio de Salud, en la necesidad de «regular este tipo de empresas».

Al parecer, y según explicó Sauquillo, el Ministerio de Economía respondió con una disposición adicional que, sin embargo, no planteaba «ningún tipo de control», sino que lo único que indicaba es que había que realizar auditorías en estas empresas de bienes tangibles y entregarlas a las autoridades de consumo.

Finalmente, añadió que, durante el año y medio que el Partido Socialista lleva en el Gobierno, éste «podría haber planteado la regulación» y concluyó criticando que, sin embargo, «no lo haya hecho».