.

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Cruz Roja Española, Cáritas Española, y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) firmarán mañana el convenio de colaboración por el que se ponen en marcha las medidas de atención a población vulnerable (principalmente enfermos crónicos y ancianos), frente a las altas temperaturas del verano.

Esta iniciativa ya se impulsó el año pasado y contempla, entre otras actuaciones, la intervención domiciliaria y medidas de prevención, como la divulgación de información a los profesionales y usuarios de los servicios sociosanitarios (centros de salud y de día y residencias de ancianos) sobre las medidas diseñadas por el Ministerio de Sanidad.

Este plan está pensado especialmente para los cerca de 1,5 millones de personas que, según las estadísticas, están en una situación de especial vulnerabilidad, como los ancianos que viven solos, así como las personas con dependencia grave y severa. Asimismo, se incluye la población indigente y los enfermos con enfermedades crónicas, como cardiovasculares o respiratorias que puedan verse agravadas por las altas temperaturas.

PLAN DE SANIDAD

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, presentó la semana pasada el «Plan de Acciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud 2006», que incluye diversos medidas para hacer frente a un posible aumento severo de las temperaturas durante los meses de verano.

El plan, que se pondrá en marcha el próximo 1 de junio por tercer año consecutivo, y permanecerá activo hasta el 1 de octubre, prestará especial atención a los colectivos más vulnerables. El plan diseñado este año es similar a los anteriores, aunque incluye como novedad que las Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas recibirán avisos por SMS cuando se prevea la activación de los niveles de alerta naranja y rojo, que implican mayor riesgo para la salud.

Además, los hombres y mujeres del tiempo de todas las cadenas de televisión colaborarán en la difusión del plan, incluyendo en sus intervenciones consejos y recomendaciones frente al calor.

Entre otras recomendaciones, las autoridades señalan la necesidad de refrescarse; beber agua de forma abundante, aunque no se tenga sed, en especial ancianos y niños; protegerse de la exposición directa al sol; evitar realizar esfuerzos físicos en las horas de más calor; permanecer en lugares frescos; usar ropa clara y ligera; y mantener las medicinas en lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y efecto.

CUATRO NIVELES

Se mantienen los cuatro niveles en función de la persistencia del calor. El próximo día 1 quedará activado de forma automática el nivel de alerta 0 (verde), que indica ausencia de riesgo. El nivel 1 o amarillo se activa cuando el Instituto Nacional de Meteorología, en las predicciones de los cinco días inmediatos, prevé dos que van a alcanzar temperaturas superiores a los umbrales. Si hay tres o cuatro días, se activa el nivel naranja (nivel 2) y si los cinco días van a superar los umbrales de temperatura, se activa el nivel alto o rojo.