.

Expertos advierten que España lidera, junto a Australia, la incidencia mundial de tumores cutáneos malignos

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El 49,22% de los farmacéuticos cree que los españoles no siguen las pautas adecuadas de fotoprotección y cuidado de la piel a la hora de tomar el sol, según datos de un estudio sobre la evolución del conocimiento sobre bronceado saludable, presentado hoy por la vocal de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Ana María Aliaga, y el jefe del Servicio de Dermatología del Hospital La Paz, Mariano Casado.

El estudio, en el que han participado 270 farmacéuticos españoles, pone de manifiesto, no obstante, un crecimiento del conocimiento que se ha registrado sobre este tema en los últimos años, de forma que un 89% opina que la población conoce las reglas básicas de la fotoprotección integral, y un 98% recibe consultas en sus oficinas de farmacia sobre protección solar.

A este respecto, las dudas que se atienden en las farmacias se refieren, principalmente, al uso de protectores solares tópicos (92,59%) y al cuidado de la piel después de la exposición al sol (35,56%).

Asimismo, las prácticas de fotoprotección consideradas por los farmacéuticos como poco usuales por parte de la población son las relacionadas con los horarios y tiempos de exposición al sol (63,59%), la preparación previa a la exposición con suplementos vía oral (66,97%), la hidratación del organismo (51,38%) y no estar inmóvil (56,42%).

ESPAÑA LIDERA LA INCIDENCIA DE TUMORES CUTANEOS.

En este sentido, el doctor Mariano Casado destacó la necesidad de aumentar la información sobre las pautas de fotoprotección que rigen el bronceado saludable, ya que «España, después de Australia, lidera la incidencia mundial de tumores cutáneos malignos (epiteliomas, carcinomas de células basales y de células espinosas) y el cáncer de piel se ha convertido ya en el primer motivo de consulta».

Estos datos se deben, en su opinión, a circunstancias no controlables como la gran cantidad de horas solares y la mayor presencia de personas de piel y ojos claros con fototipo I y II, pero también a factores fácilmente modificables como la información de la población sobre el peligro de una exposición incontrolada al sol y no respetar las pautas de fotoprotección.

Así, el doctor Casado explicó que el bronceado es un medio de defensa de la piel frente al sol y no un fin en sí mismo, por lo que protección en las tres fases de exposición al sol disminuye el riesgo de padecer eritema, dermatitis alérgica, inmunosupresión y fotoenvejecimiento, además de la aparición de tumores cutáneos.

Por ello, el 89% de los farmacéuticos considera que las nuevas campañas de sensibilización deberían insistir en la preparación de la piel antes de exponerse al sol, y no centrar sólo los cuidados durante o después de la exposición.

Igualmente, los expertos insistieron en la necesidad de no tomar el sol durante las horas centrales del día (de 12 a 16 horas), llevar ropa oscura y seca, aplicar los fotoprotectores solares media hora antes de la exposición al sol, repetir la aplicación cada dos o tres horas y aplicar bastante cantidad de protector (2 miligramos por cada centímetro cuadrado de piel).