.

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

El 87% de los españoles considera que tirar los restos de medicamentos a la basura o por el desagúe es perjudicial para el medio ambiente y contribuye a «la contaminación del suelo y el agua», según informó hoy el Sistema Integrado de Gestión del sector farmacéutico (SIGRE) tras conocer los datos de un estudio realizado a nivel nacional.

Otra de las conclusiones del sondeo es que, en la actualidad, sólo el 8% de los españoles tiran los restos de medicamentos a la basura o por el desagúe, cuando al iniciarse la implantación de los Puntos SIGRE en las farmacias españolas, a mediados del año 2001, este porcentaje era del 43%.

El estudio demuestra que la revisión periódica del botiquín doméstico comienza a ser «una práctica habitual» entre los ciudadanos. El 94% de los encuestados afirman revisar el botiquín doméstico al menos una vez al año, con el fin de retirar, en primer lugar, los medicamentos caducados y, a continuación, los restos de medicamentos de tratamientos finalizados que hace tiempo que no se usan y los medicamentos que no tienen caja o prospecto y cuya finalidad ha sido olvidada.

Según señaló Juan Carlos Mampaso, Director General de SIGRE, los resultados obtenidos demuestran que de la sensibilización se ha pasado a «la acción, el cambio de actitud y de hábitos» por parte del ciudadano. Algo que, según destaca Mampaso, anima a la industria farmacéutica a seguir fomentando «este clima de sensibilidad entre los ciudadanos».

Además, un 37% de los ciudadanos encuestados deposita directamente en el Punto SIGRE de su farmacia los restos de medicamentos al finalizar el tratamiento. Este porcentaje ha experimentado un importante crecimiento con respecto al sondeo realizado en 2005, en el que la cifra era del 21%.

Por su parte, y a pesar de que el 51% de los encuestados afirman guardar los restos de medicamentos cuando finaliza un tratamiento, 7 de cada 10 encuestados consideran que automedicarse con los restos de tratamientos sobrantes guardados en el hogar puede ser perjudicial para su salud.

En cuanto a los sitios más habituales para guardar los medicamentos en el hogar, el cuarto de baño, en la mitad de los casos, y la cocina, en casi el veinte por ciento de ellos, son los sitios más habituales para guardar los medicamentos en el hogar.

Sin embargo, es precisamente en estas estancias donde se debe tener «un mayor cuidado a la hora de conservar los medicamentos», ya que tanto los cambios bruscos de temperatura como la humedad son «factores negativos para una conservación adecuada de los medicamentos».